Actualidad

Empresarios advierten de la «brecha» entre la formación profesional y universitaria y el empleo

Presentado en Sevilla en Libro Blanco «La Educación importa», elaborado por la CEOE

Presentación del Libro Blanco «La Educación importa», en la sede de la Fundación Cajasol
Presentación del Libro Blanco «La Educación importa», en la sede de la Fundación Cajasol - M. J. LÓPEZ OLMEDO
ROCÍO MONTERO Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Miguel Rus, presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), ha advertido de «la necesidad de armonizar la formación de los jóvenes con las demandas reales de las empresas y las exigencias del mercado laboral». Según ha criticado, «no se entiende que cada año, miles de estudiantes accedan a un mercado laboral que no los reclama». Por ello, ha abogado «por una reforma inmediata de la Formación Profesional y académica».

El presidente de la CES hizo estas declaraciones durante la presentación en la mañana de este jueves en Sevilla del Libro Blanco de los empresarios españoles «La Educación importa», elaborado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), con el fin de aportar la visión empresarial ante la estrategia europea ET 2020 (Education and Training).

A la citada presentación ha asistido también el presidente de la Federación Provincial de Centros de Enseñanza Privada (CECE-Sevilla), Rafael Caamaño, y la responsable del área de Mercado Laboral del departamento de Relaciones Laborales de la CEOE, Miriam Pinto.

El libro «La Educación importa» recoge la perspectiva y las propuestas de los empresarios a favor de la educación y la formación en España, al mismo tiempo que analiza los considerados cinco déficits básicos del sistema educativo español y se aportan diez propuestas claves para darle solución.

En opinión de los empresarios, las cinco carencias más importantes de la Educación en España son: «la mediocridad de los resultados, la ineficiencia del gasto, la brecha entre formación y empleo, la lentitud de la respuesta política y las deficiencias de los marcos normativos».

El estudio de los empresarios indica que cuando se someten los resultados en educación a la prueba del contraste internacional o a las tendencias a lo largo de periodos extensos, se aprecian «carencias notables», que suponen frenos para el progreso económico y social del país.

Entre las propuestas empresariales destacan promover un acuerdo social y político «que comparta una visión y asegure un rumbo efectivo para el sistema educativo», establecer «un nuevo curriculum para un tiempo nuevo», fomentar la innovación, el emprendimiento y el empleo de las tecnologías, hacer de la docencia una «profesión robusta» o consolidar la libertad de enseñanza.

Toda la actualidad en portada

comentarios