Tribunales

El dueño de un cibercafé de Triana, acusado de abusar de tres menores, acepta tres años de cárcel

El pago de una indemnización de 37.000 euros a las víctimas posibilita la sentencia por conformidad

Un agente de la Policía revisa material de pornografía infantil
Un agente de la Policía revisa material de pornografía infantil - ABC
SILVIA TUBIO - @latubio Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El juicio contra el dueño de un cibercafé, acusado de haber abusado de tres menores a los que seducía con juegos de ordenador, se suspendía este lunes definitivamente después de que las acusaciones y la defensa alcanzaran un acuerdo y se dictara una sentencia de conformidad.

El acusado ha aceptado tres años de prisión, muy lejos de los 16 años que reclamaba la Fiscalía o los 15 que pedía la acusación particular. Para llegar a este acuerdo ha sido esencial el pago de una indemnización de 37.000 euros que consignó el procesado antes de que se celebrara el juicio, previsto en la Audiencia Provincial. Esa cantidad es muy superior a los 8.000 euros que cifró el Ministerio Público en su escrito de acusación.

Según el Ministerio Público, Francisco Javier R. P. le practicó tocamientos a tres menores de nueve, once y trece años que acudían durante 2013 al cibercafé, situado en la calle Virgen de Belén, atraídos por los videojuegos que les ofrecía el condenado. Aprovechaba que los menores estaban delante del ordenador para meterles la mano por debajo de los pantalones y la ropa interior. Describe episodios de masturbaciones y cómo en algún caso consiguió atraer a una de las víctimas hasta su casa.

La madre del condenado lo defendió públicamente y llegó a ser denunciada por los padres de una de las víctimas porque supuestamente les ofreció dinero a cambio de que retiraran la denuncia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios