Actualidad

Detenidos cuatro miembros de una familia acusados de tráfico de drogas

Uno de los domicilios era el punto de venta y el otro lo utilizaban como almacén

En Los Pajaritos tenían un piso que usaban de almacén de droga
En Los Pajaritos tenían un piso que usaban de almacén de droga - ROCÍO RUZ

La Policía Nacional ha desarticulado un punto de venta de sustancias estupefacientes en Sevilla tras desmantelar un clan familiar, con cuatro miembros, que supuestamente utilizaba la vivienda donde moraban como punto de venta de la droga.

Presuntamente vigilaban a través de una estratégica ventana con vistas al patio de la urbanización para controlar y evitar ser descubiertos, mientras que otro de los domicilios registrados, en la Barriada de los Pajaritos, era utilizado como almacenaje de la droga.

Según ha informado la Policía en un comunicado, los detenidos a los que no se les conocía actividad laboral disponían de vehículos y motocicletas de alta gama «fruto de la venta de estas sustancias ilegales». Durante los registros a las dos viviendas, los agentes se incautaron de distintas cantidades de hachís y marihuana.

La investigación se inició en octubre, cuando la Policía conoció gracias a la colaboración ciudadana de la posible existencia de un nuevo punto de venta de droga que estaba operando en una vivienda de Sevilla Este.

Durante las primeras diligencias policiales, descubrieron que se trataba de un grupo organizado integrado por familiares, una mujer, sus dos hijos y la pareja de uno de ellos y que utilizaban como punto de venta de la droga el piso donde vivían.

Consumían la droga en el patio de la urbanización

También comprobaron que las ventas de la sustancias estupefacientes se llevaban a cabo a cualquier hora del día y que entre los compradores se encontraban menores de edad, que consumían la droga en el mismo patio de la urbanización o en un parque infantil próximo frecuentado por gran cantidad de niños.

Así, contaban con otro domicilio en la barriada de Los Pajaritos, que utilizaban como almacén y donde ocultaban y custodiaban la droga y desde donde se distribuía hasta el punto de venta del estupefaciente.

Durante los registros domiciliarios realizados, la Policía se incautó en la vivienda ubicada en Sevilla Este de 88 dosis de hachís, ya dispuesta y preordenada para la venta, y en el domicilio ubicado en la barriada de Los Pajaritos de varias tabletas de hachís, plantas de marihuana y útiles para el tráfico de estas sustancias estupefacientes.

Los cuatro detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial tras esta operación llevada a cabo por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito de Sevilla Este.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios