Actualidad

Cinco detenidos por tráfico de drogas en los corralones de la calle Castellar

Tras el registro de varias cocheras se encontraron pequeñas cantidades de droga, principalmente cocaína, éxtasis y hachís

Calle Castellar, Sevilla
Calle Castellar, Sevilla - GOOGLE MAPS
ABC Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La Policía Nacional desplegó este pasado jueves una operación en los corralones de la calle Castellar, unos antiguos garajes enclavados en pleno casco histórico hispalense, saldada con la detención de cinco personas por presunto tráfico de sustancias estupefacientes, según han confirmado fuentes policiales.

Según la Policía Nacional, la intervención se centró en el registro de cuatro de las cocheras o trasteros que conforman este céntrico recinto de garajes y talleres. Tras el descubrimiento de pequeñas cantidades de droga, principalmente cocaína, éxtasis y hachís, fueron detenidas cinco personas por presunto tráfico de sustancias estupefacientes, dado que más allá de la tenencia de tales sustancias, la investigación habría puesto de relieve que estas personas comerciaban supuestamente con tales drogas.

Los corralones de la calle Castellar, en pleno casco histórico de Sevilla, son un antiguo conjunto de garajes y talleres posteriormente reconvertidos como espacio de ocio. Sus locales, muchos de ellos constituidos como asociaciones para poder funcionar, atrajeron durante 2012 y 2013 la atención del turismo juvenil que visita la ciudad de Sevilla, hasta que las denuncias vecinales por las molestias derivadas de esta actividad motivaron el precinto de los locales a manos de la Policía Local.

Los corralones

En junio de 2013, además, trascendió que la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento hispalense había reclamado a los propietarios de este conjunto de garajes y cocheras, la ejecución de una serie de «medidas de seguridad, salubridad y ornato público». Y es que una inspección urbanística cursada en septiembre de 2012 señalaba ya la necesidad de que el recinto fuese objeto de obras «de seguridad y salubridad de carácter «no urgente». El recinto, por cierto, goza de una protección parcial de grado dos al estar catalogado en el nivel D del sector 8.2 del Conjunto Histórico Artístico de Sevilla, correspondiente al entorno urbano San Andrés-San Martín.

Dos meses después, trascendía otro acuerdo de la Gerencia de Urbanismo que ordenaba a estos mismos propietarios, directamente, la ejecución de medidas de «seguridad», pero esta vez de carácter «urgente», sobre todo para que el conjunto arquitectónico recuperase «las debidas condiciones».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios