Maribel Uncala, presidenta de la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas de Andalucía
Maribel Uncala, presidenta de la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas de Andalucía - ABC

El descenso de natalidad vacía las escuelas infantiles de Sevilla

En algunos municipios hay más oferta de plazas en centros escolares de 0 a 3 años que niños nacidos en esas localidades

SEVILLAActualizado:

Los primeros en notar el descenso de la natalidad en Sevilla han sido las escuelas infantiles de la provincia, muchas de las cuales se quedan cada año sin cubrir sus plazas. Incluso, en los últimos años han cerrado varias de ellas por esa razón, según Maribel Uncala, portavoz de la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas de Andalucía, que engloba a los centros de educación para niños de 0 a 3 años. «Este no es una excepción, viene ocurriendo desde hace cuatro años en muchas escuelas infantiles de Sevilla. En los próximos años el problema se trasladará a colegios e institutos», subraya Uncala.

«En algunos municipios, como San José de la Rinconada o Bollullos de la Mitación, hay más oferta de plazas en escuelas infantiles que niños nacidos en esas localidades. Ya no depende de que lo hagas mejor o peor, es que —dice— no llenas la escuela porque no hay niños». De hecho, en San José de la Rinconada los centros de educación infantil ofrecieron este curso 320 plazas para niños nacidos en 2015, año en que sólo nacieron 283 bebés en ese municipio sevillano. Lo mismo ocurrió en Bollullos de la Mitación, donde un total de ocho escuelas infantiles ofrecieron 178 plazas para los niños nacidos en 2015 pero aquel año sólo nacieron 137 bebes en esa localidad.

Esecuela municipal infantil de Bollullos de la Mitación, construida en 2012 y aún sin inaugurar
Esecuela municipal infantil de Bollullos de la Mitación, construida en 2012 y aún sin inaugurar-ABC

En Bollullos de la Mitación hay incluso una escuela infantil municipal con 41 plazas que aún no ha sido estrenada porque , según la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas. «En 2012, el entonces alcalde de Bollulos de la Mitación la construyó con fondos europeos porque había demanda pero la Junta de Andalucia no le concedió el convenio porque dejaron de firmarse. A día de hoy esa escuela no es necesaria ya que el servicio está cubierto con las escuelas infantiles privadas. La escuela infantil municipal no ha abierto aún porque no se ha adjudicado la explotación por diversos motivos, aunque sí recogió solicitudes el año pasado y solo recibió cuatro solicitudes», informa Raquel Herrasti, vocal de la patronal de escuelas infantiles de Andalucía.

Como consecuencia del descenso de natalidad, mucha escuelas infantiles ya han comenzado a realizar reducciones de personal y ajustar salarios, aunque advierten que como no cambien las cosas no pocas tendrán que cerrar. Las escuelas de educación infantil no sólo no cubren las plazas que tienen, sino que la Junta no ha actualizado desde 2009 las tarifas de plazas concertadas en esos centros, «aunque subió el IPC y la carga fiscal, así como la luz, el agua, el teléfono, las nóminas, los seguros, lo que ha reducido nuestra rentabilidad hasta poner en peligro nuestra supervivencia», añade Uncala.

Muchas plazas también han dejado de cubrirse porque se ha cambiado el sistema de convenios con los centros de educación infantil por un nuevo modelo de bonificaciones directas a las familias, que ha terminado perjudicando a muchas mujeres.

«Al final, eso ha sido una zancadilla para las mujeres que quieren incorporarse a un puesto de trabajo o las que buscan un empleo. Al final, las mujeres son las que terminan sacrificándose y quedándose en casa cuando ponen en una balanza lo que ganan y lo que tienen que gastarse en la escuela infantil», denuncia Maribel Uncala, quien hace un llamamiento al Gobierno central y a la Junta de Andalucía para que tomen medidas para aumentar la natalidad y además modifiquen el sistema de convenios con los centros de educación infantil porque las últimas medidas adoptadas son claramente antisociales de cara al aumento de natalidad porque al poner trabas a las mujeres trabajadoras que quieren ser madres y a aquellas que siendo madres quieren incorporarse al mercado laboral».