UNA EPIDEMIA MUNDIAL

«¿Cuándo se tomará en serio la obesidad?»

Afectados urgen que se les trate como a enfermos «porque no somos culpables»

Hasta 23 enfermedades hay asociadas a la obesidad
Hasta 23 enfermedades hay asociadas a la obesidad - ABC

Con motivo del Día Mundial contra la Obesidad que se celebra el 12 de noviembre las personas que sufren este «exceso de peso» han vuelto a reclamar que sea visualizada y considerada como una enfermedad grave que genera incapacidad y morbilidades asociadas y no como una situación que «sufrimos porque no tenemos voluntad para dejar de comer», dice Victoria Buiza Fernández, presidenta de la Asociación Bariátrica Hispalis.

«Necesitamos que la sociedad asuma que estamos enfermos, atención psicológica y nutricional, y la promoción de actividades físicas. Necesitamos plazo de garantía quirúrgica, al igual que el resto de intervenciones y que se acorten las listas de espera de cirugía bariátrica. Necesitamos que las políticas de prevención de la obesidad sean eficaces porque suponer que el responsable de la obesidad es aquél que la padece es una hipótesis tan obsoleta como peligrosa», agrega Buiza Fernández .

No obstante estas demandas, recalca que urge especial atención a la prevención de la obesidad infantil pues «los niños gordos de hoy serán los adultos obesos de mañana» y denuncia que «llevamos más de 30 años proponiendo soluciones simplistas, que no funcionan». «¿Cuándo se tomará en serio la obesidad?», se pregunta.

Este colectivo persigue ante todo que la obesidad se considere como una enfermedad y que se cambien los esquemas y el concepto que establece la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dice que «el sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, pero no estamos de acuerdo con esto, queremos que se considere una enfermedad», apostilla la presidenta de la Asociación Bariátrica Hispalis.

Ante este panorama, los obesos andaluces tienen puestos los ojos en la Junta de Andalucía que ha anunciado la entrada en vigor en 2017 de una normativa, dentro de la estrategia integral de lucha contra enfermedades crónicas, que responde a buena parte de las necesidades de este colectivo el cual va en aumento cada día que pasa.

«Según fuentes de la Consejería —sigue Victoria Buiza— la iniciativa pretende crear un marco legal para luchar contra aquellos factores que determina que una persona es obesa ante lo que denominan auténtica epidemia contemporánea.

La futura ley promoverá medidas para ayudar a seguir una alimentación equilibrada y unas pautas de actividad física saludables.

«Actualmente —añade— grupos de expertos debaten los elementos a incluir en la ley y analizan precedentes en países europeos y en algunas zonas de Estados Unidos. Pretenden consolidar la línea de escuelas saludables, la protección a la infancia frente a la publicidad y mercadotecnia de productos no saludables, la mejora del etiquetado de alimentos y bebidas procesadas, la obligación de informar de las calorías en los menús de las cartas de los establecimientos de restauración, favorecer el comercio de productos de proximidad e, incluso, ordenar cambios en las infraestructuras y espacios comunitarios para promover el transporte activo y la práctica de ejercicio físico».

Además, y esta es otra innovación, la futura ley no culpabilizará a las personas con exceso de peso, que serán consideradas «víctimas de un entorno obesogénico».

«Por tanto esta normativa —termina— respetará a las personas obesas y contendrá medidas para luchar contra la estigmatización que los niños y los adultos sufren por su exceso de peso en el medio escolar, laboral o social».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios