Actualidad

¿Por qué ha crecido la lista de espera en los hospitales sevillanos?

Los datos oficiales tienen la respuesta a la larga espera que sufren actualmente 44.000 sevillanos para ser atendidos por un médico especialista y los 25.000 que aguardan fecha para una intervención quirúrgica

La sala de espera de Urgencias del Virgen Macarena, en una imagen reciente
La sala de espera de Urgencias del Virgen Macarena, en una imagen reciente - ABC
Alberto García Reyes Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La «joya de la corona» del PSOE en Andalucía, que fue como Susana Díaz denominó a la sanidad pública que gestiona la Junta, tiene actualmente números de bisutería en Sevilla. Los datos son demoledores y, tienen la respuesta a la situación que se vive actualmente en los hospitales y centros de salud de la provincia. En apenas tres años, el gobierno andaluz ha pasado de invertir 2.000 millones en Sevilla a 1.230, lo que supone una caída de 770 millones. Esto quiere decir que la Junta aporta a los servicios sanitarios sevillanos una media de 250 millones de euros menos cada año. Y estos números se notan de manera flagrante en la prestación de los servicios sanitarios a los ciudadanos. Las estadísticas hablan: desde 2012 hasta la fecha la plantilla del Servicio Andaluz de Salud en Sevilla cuenta con 1.270 profesionales menos; este año hay en la provincia 196 camas disponibles menos que en 2015; la lista de espera para someterse a una intervención quirúrgica supera las 21.500 personas; la lista para lograr una cita con el especialista la engrosan 44.000 personas; otrsa 5.000 personas esperan fecha para poder someterse a pruebas diagnósticas; hay más de 200 habitaciones con tres camas... Y siguen sin presupuesto el Hospital Militar, el Equipo Quirúrgico —que tiene permiso por parte de la Junta para que el Ayuntamiento cubra el solar y haga allí un aparcamiento—, el Centro Hospitalario de Alta Resolución (Chare) de Lebrija —que sólo presta servicios de fisioterapia actualmente—, el segundo punto de Urgencias de la Sierra Sur, el Centro de Especialidades de Alcalá de Guadaíra, la ampliación del Chare de Constantina, el servicio de Salud Mental de Utrera...

Todos estos datos, que conforman una ristra de necesidades perentorias que tiene la Sanidad en Sevilla y que se fundamentan en las exigencias que los propios vecinos vienen haciendo desde hace años, fueron expuestos ayer por el PP remitiéndose a la documentación oficial de la Junta, tanto la del proyecto de presupuestos de 2017 como la relativa a la ejecución de los últimos años. La diputada autonómica Patricia del Pozo exhibió los números y se atrevió incluso a emitir una conclusión muy rotunda: «Sevilla necesita una inversión anual de 2.000 millones para tener una Sanidad digna, todo lo que esté por debajo de eso es indigno y quienes pagan esas carencias son los ciudadanos». Para el próximo año, después de analizar la propuesta presupuestaria de la Junta, el PP asegura que sólo se contempla el gasto general de mantenimiento y cuatro pequeñas inversiones: la construcción de dos centros de salud en la provincia y otro en la capital y una partida para equipamiento nuevo en el hospital Virgen de Valme, el Rocío y el Macarena. En total, algo menos de 1.300 millones de euros. O lo que es lo mismo: 700 millones por debajo de lo que la oposición estipula que es necesario y de lo que la propia Junta de Andalucía ha venido gastando en los últimos años.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios