Imagen de archivo de un autobús apedreado en Sevilla
Imagen de archivo de un autobús apedreado en Sevilla - ABC
Sucesos

Un conductor de Tussam denuncia una amenaza con una pistola en Sevilla

Los hechos ocurrieron en la calle Corvina de San Jerónimo y el individuo le dijo al chófer: «Quítate de aquí o te pego dos tiros»

SEVILLAActualizado:

Los numerosos sucesos que rodean a los miembros de la plantilla de la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) no están pasando desapercibidos en los últimos meses. Desde apedreamientos a agresiones que han levantado las críticas por la falta de seguridad que viven los conductores. La última ocurrió este martes, a las 21.00 horas, en la calle Corvina de San Jerónimo, donde un conductor se bajó de su vehículo y amenazó con una pistola al chófer del autobús porque no quería esperar a que recogiera a los clientes.

Según ha podido saber ABC de Sevilla, los hechos han sido denunciados este miércoles ante la Policía Nacional poniendo de manifiesto un nuevo suceso vivido por un conductor de Tussam. El chófer relata ante los agentes que «se encontraba realizando su labor profesional» en el autobús de la línea 10 y que a las 21.00 horas, en la parada número 774 de la calle Corvina, frente al Instituto San Jerónimo, el conductor de una furgoneta que estaba detrás empezó a tocar el claxon.

El individuo, que tocaba el pito de manera repetitiva, comenzó a acelerar la furgoneta llegando a tocar el autobús en la parte trasera. En ese momento, el conductor de la mencionada furgoneta, que tenía el logo de conocida marca de alquiler, se bajó y se dirigió hasta la ventanilla del chófer de Tussam donde, según consta en la denuncia, golpeó con una pistola de color negra, metálica y vieja.

Tras dar en el cristal con la pistola, el individuo le dijo en tono amenazante y repitiéndolo en varias ocasiones: «Quítate de aquí o te pego dos tiros». Tras estas palabras el conductor movió el autobús rápidamente y dejó que la furgoneta pasara por encima de la acera.

Según los detalles de la denuncia, se trata de un varón español de unos 30 o 40 años de edad y de 170 centímetros de estatura, de complexión normal, pelo moreno y corto y de piel blanca. Además afirma que vestía ropa de trabajo de color blanca.

Un grupo de la Policía Nacional de Sevilla está investigando los hechos denunciandos por el conductor de Tussam por lo que no han querido desvelar ningún dato de las pesquisas por el momento.