Actualidad

Cómo se prepara Fibes para celebrar Sicab 2016

Desde el pasado 6 de noviembre se trabaja en el montaje del salón internacional. Los caballos empezaron a llegar el sábado

Un cuidador mira a tres caballos que acaban de llegar al Sicab - PEPE ORTEGA

Este martes abre sus puertas en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla XXVI edición del Salón Internacional del Caballo de Pura Raza Española, Sicab. Eso sólo ha sido posible gracias a un arduo trabajo que empezó hace semanas y que en los últimos días se ha intensificado con distintos turnos que han hecho posible que en algunas jornadas se haya estado trabajando las 24 horas del día.

Los organizadores de Sicab, Ancce (Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española) han tenido este año menos tiempo que nunca para proceder al montaje debido a que decidieron trasladar la fecha del salón a la tercera semana de octubre, con lo que dados los eventos programados en Fibes, incluido el reciente salón del motor de ocasión, no han podido entrar en el Palacio de Congresos hasta el domingo 6 de noviembre, es decir apenas han tenido nueve días para prepararlo todo.

Lo primero que se instaló fue la carpa exterior, dado que su montaje no interfería con la retirada de los elementos de los eventos anteriores. Una vez que pudieron entrar en el interior de los pabellones empezó la operación de montaje, todo un tetris, donde cada paso que se da se hace de forma muy medida para no interferir en la siguiente fase.

Lo primero que se hizo fue perfilar las pistas donde se realizarán las pruebas morfológicas y las competiciones deportivas. Una vez que estuvieron definidas, se fijaron los elementos que van sujetos al aire sobre ella, los equipos de sonido y luces y las pantallas, y sólo cuando esta operación está terminada se cubrió la pista con arena de sílice y geotextil, un material que ha sustituido al anterior albero y que es mucho mejor para el caballo, pero que conlleva un complejo proceso de adecuación y control para mantener ese terreno con el grado de humedad y limpieza necesaria.

En paralelo al inicio del trabajo sobre la pista se procede a instalar las gradas, que desde este fin de semana están ya dispuestas para acoger a las miles de personas que presenciaran las distintas competiciones.

También estas dispuestas las corraletas para las yeguas y los boxes en los triángulos entre pabellones donde irán los machos. La razón es que, aunque más de la mitad de los pura raza participantes en este Sicab llegaron ayer lunes, los animales que vienen de más lejos suelen empezar a llegar el sábado para así darles tiempo a aclimatarse después del viaje.

El acceso de los caballos al Sicab incluye un control riguroso de los animales. A los que transportan se les exige una serie de documentación que incluye el llamado «pasaporte del caballo», un documento que recoge una seríe de códigos que lo identifican así como una reseña entera de las características del animal, así como, en el caso de los que no son andaluces, el permiso de transporte de la autonomía correspondiente. Al caballo se le compruebe el chip que incluye sus datos pero también se le somete a la misma entrada a una inspección por parte del veterinario del Sicab, Fernando Caballos.

Mientras, en el interior de los pabellones se ha ido trabajando afanosamente durante días en el montaje de los diversos stands comerciales y de ganaderos. Las estructuras de los puestos están terminadas desde el sábado, cuando algunas firmas con pabellones más complejos trabajaban ya en darse su forma particular. Entre ellas Cruzcampo, que este año lleva un trailer que se abre y se transforma en un pabellón que, sin duda, será de los más visitados del salón.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios