LOS VECINOS TIENEN MIEDO

Comas etílicos, vandalismo, insultos, ruido... repunta la movida en La Alfalfa

Residentes denuncian que no hay policías, que no pueden descansar y que las calles aparecen llenas de basura y orines

Jóvenes llevan en andas a un amigo que sufrió un coma etílico en Don Alonso El Sabio el pasado fin de semana - ABC

Vuelve la movida a la zona de La Alfalfa después de un año de cierta calma desde que en 2014 los vecinos se pusieran en pie de guerra para reivindicar su derecho al descanso.

En esa ocasión las inspecciones municipales a bares y la presencia policial en la zona consiguieron mitigar en las angostas calles la afluencia de jovenes, principalmente universitarios extranjeros, que desde el jueves tomaban el dominio público bebiendo alcohol a altas horas de la madrugada, gritando, orinando en los zagüanes o rompiendo mobiliario urbano, por citar algunos de los desmanes que sufrían los vecinos y los ancianos de una residencia que hay en las inmediaciones.

Ahora, desde princpios de septiembre, la movida repunta pero lo hace de la mano de «otro tipo de público», dice José Periañez, de la plataforma Alfalfa Degradada.

Se refiere a jovenes e, incluso, menores de edad de niveles socioeconómicos bajos y peores modales hasta el punto de que muchos residentes tienen miedo.

«¡Si tienes coj.... baja, anda, baja!». Así retan a los vecinos que se atreven a pedirles respeto desde los balcones cuando ya no pueden conciliar el sueño ni unas horas, antes de una dura jornada de trabajo.

Jóvenes llevan en andas a un amigo que sufrió un coma etílico en Don Alonso El Sabio el pasado fin de semana
Jóvenes llevan en andas a un amigo que sufrió un coma etílico en Don Alonso El Sabio el pasado fin de semana- ABC

Periañez destaca cómo el fin de semana pasado un joven «que me parece es menor de edad» sufrió un coma etílico en plena calle y tuvo que ser asistido por los servicios sanitarios de emergencias.

Ese es el perfil de los asiduos a esta movida de La Alfalfa y el mapa por el que campan a sus anchas las calles Pérez Galdós, Boteros, Don Alonso el Sabio, Ortiz de Zúñiga, Plaza de la Pescadería y Siete Revueltas, principalmente.

Dice Periañez que hay bares que venden alcohol a la calle y que hace tres semanas mantuvieron una reunión con el delegado de Seguridad, Juan Carlos Cabrera, para pedirle que tome medidas.

«Al fin de semana siguiente a la reunión fue la Policía pero después dejó de ir», asegura el portavoz vecinal quien recuerda cómo «antes se montaba un operativo policial».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios