El Pollino, a su salida de los juzgados del Prado - Raúl Doblado
Sucesos

Un clan de la heroína, en el objetivo por el triple crimen de Dos Hermanas

La Policía trata de completar las piezas de los macabros asesinatos tras ingresar en prisión los tres detenidos

SEVILLAActualizado:

Los integrantes de un clan, que se dedica a la venta de heroína en el barrio del Cerro Blanco de Dos Hermanas, son los supuestos responsables del triple crimen que ha conmocionado a Sevilla. Tres de sus integrantes prestaron ayer declaración ante la juez de Instrucción número 19 de Sevilla en una comparecencia que se resolvió con la petición por parte de la Fiscalía de prisión sin fianza para todos ellos y en un auto judicial dictado en ese sentido.

Los implicados son Ricardo, alias «El Pollino», su esposa y su padre, apodado «El Cabo». Fueron arrestados el pasado sábado un día antes de que en la vivienda de la pareja, en la barriada del Cerro Blanco de Dos Hermanas, se encontraran los cuerpos de Sandra Capitán, su hija Lucía, que tenía sólo seis años, y la pareja de Sandra, conocido como «El Turco», un conocido traficante de heroína con vinculos personales y profesionales con la mafia de Turquía que mueve esa droga a nivel internacional.

La declaración de la única mujer apresada y la de su suegro fue breve. Él salía del despacho de la instructora asegurando en voz alta que es inocente. Más tiempo estuvo con la juez «El Pollino», en torno a la hora. Él sería la persona que habría indicado a la Policía dónde se encontraban los cuerpos de las víctimas, que llevaban desaparecidas desde el pasado 16 de septiembre. No ha trascendido el contenido de las declaraciones prestadas por los detenidos y si reconocieron los delitos que les imputan: tres de detención ilegal y otros tres de asesinato. Uno por cada víctima.

¿De traficantes a asesinos?

Aquí está el punto más desconcertante de la investigación. La familia de El Pollino es conocida por sus trapicheos con la heroína en un barrio inundado de puntos de venta de droga. Sin embargo, el triple crimen parece obra de asesinos profesionales por el empeño en no dejar rastros ni cabos sueltos.

Los restos humanos fueron recuperados de un pozo ciego situado en la vivienda de El Pollino y éste lo habían tapado con hormigón. Los cadáveres estaban sepultados en sosa cáustica para acelerar su descomposición. La juez ha recibido ya el informe preliminar de las autopsias. Hay ya pocas dudas de que los cadáveres corresponden a Sandra Capitán, su hija y «El Turco». A pesar de todo, las fuentes oficiales siguen sin confirmar unas identidades que hasta la propia familia dan por seguras. Están a la espera de los resultados de una prueba irrefutable como el ADN. La juez la ha solicitado dado el avanzado estado de descomposición de los cuerpos. Esto hace pensar a los investigadores que los tres murieron el mismo día que desaparecieron y llevaban enterrados quince días.

Las abogadas que asistieron a los detenidos jugaron ayer al despiste con los periodistas. Al término de las comparecencias aseguraron que éstos no habían prestado declaración. Algo que después fue desmentido por fuentes oficiales. También informaron que iban a desistir de ejercer la defensa.

La investigación, declarada secreta, está en una fase inicial y no se descarta que en las próximas horas se produzcan más detenciones. La principal hipótesis con la que trabajan los agentes es que el triple crimen obedece a un ajuste de cuentas. «El Turco», de nombre Mehmet, había sido cuñado de uno de los grandes capos de la heroína: Urfi Cetinkaya, alias «el Paralítico». Fuentes policiales señalan que Mehmet estaría actuando en España como lugarteniente de la organización que lidera el gran capo Cetinkaya, quien habría ofrecido una recompensa por saber el paradero de su mano derecha durante el tiempo que permaneció desaparecido.

Las bandas turcas suministran la heroína a los clanes que operan a nivel local distribuyendo la sustancia a intermediarios y consumidores. En el año 2000 fue detenido «El Paralítico» por este motivo en una operación de las policías de España y de Turquía.