NOMBRADO GERENTE DEL CONSORCIO

Ciudadanos pide la dimisión del vicepresidente del Consorcio de Aguas por contratar a Blas Ballesteros

La formación naranja ve un «cúmulo de irregularidades» y «actuaciones contra la ética y la legalidad»

El PP anuncia un contencioso administrativo contra el nombramiento del socialista en el ente provincial

El vicepresidente esgrime el aval del secretario general del Consorcio de Aguas de la Diputación de Sevilla

Ballesteros, en su etapa de cónsul de Brasil
Ballesteros, en su etapa de cónsul de Brasil - KAKO RANGEL

Ciudadanos ha reclamado este miércoles la dimisión de Joaquín Fernández Garro (PSOE) como vicepresidente del Consorcio Provincial de Aguas de Sevilla, a cuenta del «cúmulo de irregularidades» y las actuaciones «contra la ética y la legalidad», que según la formación naranja han marcado la contratación del exconcejal socialista del Ayuntamiento hispalense Blas Ballesteros como gerente de dicho organismo provincial.

Javier Millán, portavoz de Ciudadanos en la Diputación provincial, ha informado de las medidas adoptadas por su formación en el seno de la junta general de este consorcio, dependiente de la Diputación, celebrada pocas horas antes, con un orden del día en el que figuraba «dar cuenta» de la resolución que zanja la convocatoria pública para contratar a un gerente de la entidad.

Millán, en ese sentido, ha advertido de que la convocatoria promovida para cubrir el puesto, que estipulaba un plazo de sólo cinco días para concurrir al procedimiento, estaba «viciada de origen», porque los vocales en representación de los grupos políticos del Ayuntamiento de Sevilla, la institución con más peso en la entidad después de la Diputación provincial, «no fueron convocados» a la junta general celebrada en abril por el Consorcio Provincial de Aguas para tratar las bases de dicha convocatoria. «Cinco de los siete vocales designados por el Ayuntamiento no pudieron asistir. Sólo fueron los dos vocales asignados por el PSOE. Es impresentable. Un ninguneo», ha dicho Millán. Y mientras el vicepresidente del ente, Fernández Garro, ha defendido que el «informe jurídico complementario» solicitado al respecto al secretario general de dicho organismo, ratifica que la contratación de Ballesteros fue «ajustada a derecho», C's insiste en que el nombramiento del exconcejal socialista arrastra «un cúmulo de irregularidades», sobre todo porque Ballesteros «no cumple la condición de ser funcionario público».

«Arbitrariamente, se ha nombrado a una persona amiga, pues es del PSOE, que no cumple los requisitos», ha subrayado Millán, quien ha anunciado que Ciudadanos ha reclamado la dimisión de Fernández Garro porque como mandatario que firma la resolución que determina el nombramiento de Ballesteros «es el responsable político de una contratación que va contra la ética y la legalidad».

Los populares también van al juzgado

Por su parte, la portavoz del PP en la Diputación, Virginia Pérez, ha anunciado este miércoles que su formación ha decidido recurrir por la vía contencioso administrativa la contratación de Ballesteros como gerente, tal y como ya hizo hace unos días Ciudadanos. Pérez ha avisado, en ese sentido, de que la convocatoria promovida para cubrir el puesto ocultaba «un traje a medida» para un «clarísimo y descarado nombramiento político».

En declaraciones a E.P., Pérez ha expuesto que en la «agria sesión» celebrada este miércoles por la junta general del Consorcio de Aguas, el PP ha manifestado su «total oposición y rechazo» al nombramiento de Ballesteros. Ha indicado que las bases de la citada convocatoria exigían que los candidatos fuesen funcionarios públicos, Ballesteros «no cumple» tal condición y pese a las salvedades recogidas en el Reglamento Orgánico de la Diputación, el exconcejal socialista «no tiene ninguna especial cualificación» en materia de gestión de aguas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios