ENCHUFISMO EN LA DIPUTACIÓN

Ciudadanos lleva a la Justicia el nombramiento de Ballesteros en el Consorcio de Aguas de Sevilla

La formación naranja denuncia por la vía contenciosa el «dedazo» de la Diputación y reclama que se anule la contratación del socialista y se inicie de nuevo el proceso «en igualdad de condicioens para todos»

Javier Millán muestra el recurso interpuesto en los juzgados
Javier Millán muestra el recurso interpuesto en los juzgados - ROCÍO RUZ

El grupo de Ciudadanos en la Diputación de Sevilla, cuyo único diputado es el también concejal en la capital Javier Millán, ha presentado en la mañana de este jueves un recurso contencioso-administrativo ante el registro de los juzgados para que se anule el nombramiento del socialista Blas Ballesteros como gerente del Consorcio Provincial de Aguas, organismo dependiente de la institución provincial. Dicho nombramiento se hizo efectivo en agosto y es considerado «ilegal» por parte de la formación naranja, que había reclamado ya el expediente a la Diputación para conocer los pormenores de esta incorporación al citado ente.

Para Ciudadanos, el nombramiento «es ilegal de pleno derecho» puesto que «el requisito indispensable es que se trate de un funcionario y todo el mundo sabe que Ballesteros no lo es. Hay que ser funcionario para poder ocupar el cargo de gerente, que es muy importante a tenor del sueldo que conlleva, de casi 70.000 euros al año, y ese requisito no se ha cumplido en este caso». Millán ha recordado que en las bases publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia se especifica que, en caso de no tratarse de un funcionario de carrera, debe existir un informe completo de los responsables del ente y de la Diputación justificando dicho nombramiento con razones suficientes, y «en este caso no hay informe alguno, con lo que es ilegal a todas luces».

Este partido pide que «se vuelva a iniciar el proceso para que cualquiera que reúna los requisitos pueda optar al puesto en igualdad de condiciones y con un criterio de méritos estrictamente», ya que «hsta ahora lo que ha prevalecido es el amiguismo y el enchufismo para favorecer a alguien del partido, realizándose una convocatoria a escondidas, en pleno verano y sin que el único aspirante cumpla los requisitos. Se ha querido hacer un traje a medida, pero les ha salido mal, les ha quedado fatal. Se trata de un claro dedazo que debe ser anulado». Millán ha subrayado que «es necesario que se vuelva a empezar y se anule el nombramiento de Ballesteros por la buena imagen de la institución y para acabar con la imagen de desconfianza que generan algunos, por culpa de los cuales paga toda la clase política».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios