DIPUTACIÓN

Ciudadanos impugna el nombramiento de Blas Ballesteros como gerente del Consorcio de Aguas

Millán solicita formalmente la revocación del conocido socialista para «acabar con el clientelismo y los trajes a medida en la Diputación», denunciando que «no cumple los requisitos exigidos al no ser funcionario»

Ballesteros, en su etapa de cónsul honorario de Brasil
Ballesteros, en su etapa de cónsul honorario de Brasil - JUAN CARLOS RANGEL

Ciudadanos Sevilla ha impugnado el nombramiento del socialista Blas Ballesteros como gerente del Consorcio Provincial de Aguas por incumplir los requisitos. El único diputado de la formación naranja en la Diputación de Sevilla, Javier Millán, ha solicitado formalmente la revocación del conocido exconcejal y asesor de la institución provincial para «acabar con el clientelismo y los trajes a medida en la Diputación», denunciando que «no cumple los requisitos exigidos al no ser funcionario». Acompañado por el letrado Álvaro Pimentel y el representante de Ciudadanos en el Consorcio de Aguas, Javier Cabezas, Millán ha anunciado este lunes que su formación ha presentado un recurso de reposición para revocar el polémico nombramiento, mediante el que se pagará un sueldo anual a Ballesteros de 69.000 euros.

El diputado provincial ha destacado que «una de las razones de ser de Ciudadanos es acabar con el clientelismo y las prácticas cortijeras en las instituciones», razón por la que recuerda que «en cuanto conocimos el nombramiento fuimos los primeros en denunciar públicamente las graves irregularidades en una convocatoria para un puesto de gerente en el que se cobran casi 70.000 euros y para el que casual y extrañamente nadie más cumplía los requisitos ni decidió presentarse».

Ciudadanos considera esta convocatoria como «irregular, hecha deprisa y corriendo, con solo cinco días para presentar las candidaturas, un plazo tremendamente exiguo y sin ninguna urgencia que lo justificara», con la gravedad de haberse perdido una candidatura por presentarse fuera de un plazo que ha calificado como «ridículo y vergonzoso». El portavoz naranja ha explicado que «ya nos posicionamos en su momento en contra de estos plazos y pedimos su ampliación, algo a lo que se negó el PSOE» y ha lamentado que «finalmente nos encontramos ante un procedimiento de contratación con la transparencia y proceder propios de la vieja política, algo a lo que nos tiene acostumbrados el PSOE y que debe desaparecer de las instituciones».

Acceso al expediente

Tras la denuncia pública realizada en agosto, Millán ha criticado cómo «han continuado las prácticas de oscurantismo, propias de un chiringuito político», así ha dado a conocer la negativa de la Diputación de Sevilla a su solicitud como diputado provincial para acceder al expediente de contratación de Ballesteros, «por lo que ha tenido que ser nuestro representante en el Consorcio de Aguas, Javier Cabezas, quien solicitara posteriormente el acceso al documento», que además les tuvo que facilitar el propio Ballesteros en su despacho, «denegándonos también ver el expediente hasta solo un día antes de cumplirse el plazo legal para presentar el recurso, algo que han tratado de evitar por todos los medios posibles». Para Ciudadanos, estas actuaciones «vienen a confirmar el traje a medida hecho por el PSOE a Ballesteros».

Tras poder finalmente acceder al expediente, Ciudadanos ha presentado un recurso de reposición contra el nombramiento de Ballesteros, pidiendo la suspensión justificada de la resolución publicada el 17 de agosto y su posterior revocación al considerarla nula de pleno derecho. En su recurso, la formación naranja expone que en los requisitos de acceso de la convocatoria publicada se hace referencia al Reglamento Orgánico de la Diputación, que en el artículo 56 del Capítulo XII, establece que «el nombramiento de personal directivo deberá efectuarse entre funcionarios de carrera» y que «excepcionalmente, de manera motivada, el presidente de la Diputación podrá incluir como requisito de acceso tener la condición de personal laboral fijo».

Por su parte, el vicepresidente del Consorcio Provincial de Aguas de Sevilla, Joaquín Fernández Garro (PSOE), ha calificado de «pobre y peregrino» el argumento empleado por Ciudadanos para interponer un recurso de reposición contra el nombramiento del exconcejal socialista Blas Ballesteros como nuevo gerente de dicho organismo. Es más, Garro ha avisado de que dicho recurso de reposición llega «fuera de plazo».

Mientras Ciudadanos sostiene que «el nombramiento efectuado es nulo de pleno derecho, al no cumplir los requisitos exigidos» en la convocatoria publicada en el Boletín Oficial de la Provincia, que hace referencia al Reglamento Orgánico de la Diputación de Sevilla pero no refleja específicamente la salvedad que habría permitido tal nombramiento, Garro expone que «el 27 de abril la junta general del Consorcio aprobó las bases para la contratación de un gerente y esperamos hasta dos meses para su publicación en el BOP, ante posibles manifestaciones de los distintos grupos políticos, impugnaciones que no se produjeron».

Por eso, lamenta que ahora, tras ser resuelta la citada convocatoria con el nombramiento como gerente del exconcejal socialista Blas Ballesteros, Ciudadanos «pida la suspensión» del procedimiento. «De los tres aspirantes que se presentaron a la plaza, sólo uno lo hizo dentro del plazo» de cinco días habilitado para concurrir, expone Fernández Garro, quien además expone que «hasta el 5 de agosto» mediaba el plazo para recurrir la resolución que zanjaba esta convocatoria.

Por eso, ha lamentado que Ciudadanos haya «esperado hasta el pasado viernes para presentar su recurso», lo que ha calificado de «poco riguroso». "Ciudadanos, al igual que el resto de partidos políticos, forma parte de los órganos de gobierno del Consorcio Provincial donde tienen acceso a toda la información. Por tanto, se denota cierta actitud partidista, creando interferencias y degradando «a posteriori» un proyecto en el que podrían participar, de forma constructiva y crítica al mismo tiempo, mediante su participación en los órganos de dirección de la entidad".

Fernández Garro, además, alega que «existe un informe jurídico del secretario general del Consorcio, señalando la legalidad y pulcritud de todo este procedimiento administrativo». «Sería beneficioso para la provincia que Ciudadanos trabajara desde dentro para avanzar en la calidad del servicio de agua y saneamiento que recibe la ciudadanía y aportara su granito de arena, además, para auxiliar a los municipios que aún no están integrados en ningún sistema para resolver los problemas de calidad o cantidad de agua potable, objetivos prioritarios del Consorcio», apunta Fernández Garro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios