De izquierda a derecha, Ana María Álvarez, Jorge Barnés y Antonio Guerrero ABC
HAY 180.000 ENFERMOS DETECTADOS

Cada año se hacen en Sevilla 350 amputaciones de pie diabético

La inclusión de podólogos en el sistema público evitaría numerosas complicaciones y costes sanitarios

SEVILLAActualizado:

El Colegio de Podólogos de Andalucía y la Federación de Asociaciones de Diabéticos de Andalucía (Fada) pidieron ayer la inclusión de dichos profesionales en las Unidades de Pie Diabético anunciadas en octubre por la Consejería de Salud para hospitales de todas las provincias de la comunidad autónoma.

La petición forma parte del conjunto de reivindicaciones al Gobierno andaluz que hicieron ayer de forma conjunta en Sevilla el presidente del citado colegio profesional, Jorge Barnés, y la secretaria de la Fada, Ana María Álvarez, con motivo del Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora cada 14 de noviembre.

Barnés explicó que el programa autonómico cuenta desde hace años con áreas sobre el pie diabético en las que nunca ha figurado el podólogo como profesional de la salud especialista en esta materia.

Agregó que «los podólogos somos los profesionales sanitarios especialistas imprescindibles para formar parte de equipos multidisciplinares que aportarían calidad y eficiencia a la atención sanitaria y sobre todo, reducirían complicaciones de gravedad y de consecuencias extremas como la amputación».

En Sevilla, según el secretario de dicho colegio profesional, Antonio Guerrero, se hacen 350 amputaciones al año de pie diabético y el 15% de los enfermos desarrollan una úlcera a lo largo de su vida.

Guerrero cuantifica en 180.000 las personas con esta enfermedad que saben que la tienen «porque hay una gran proporción que lo desconoce» y explica con un ejemplo por qué el pie es tan importante para un diabético.

«Si una persona que no es diabética va andando y se le mete algo en el zapato que le molesta, se lo quita, lo saca y punto. Pero un diabético no lo nota porque pierde sensibilidad y, cuando llega a su casa se encuentra con que tiene una herida que puede tardar más o menos en cicatrizar en función de cómo esté su sistema vascular», dice Antonio Guerrero.

Por otra parte el Colegio Profesional de Podólogos de Andalucía y Fada han reclamado el cumplimiento pleno de dos proposiciones no de ley (PNL), una de noviembre de 2016 y otra de octubre de 2015, por las que el Parlamento andaluz insta al Gobierno andaluz a incluir a los podólogos en el sistema público sanitario y a mejorar con diferentes medidas la situación actual de los diabéticos en esta comunidad autónoma.

«Después de un año de la aprobación de la PNL no se ha avanzado nada», lamentó Barnés.

Por su parte, Ana María Álvarez añadió que «el cumplimiento pleno de los compromisos que implican la aprobación de la PNL de mejora de la situación de los diabéticos en Andalucía pasa por que el sistema público sanitario cubra a los enfermos para facilitarles el día a día, la tecnología de sensores flash de medición continua de los niveles de glucosa y bombas de insulina con sensor, como ocurre en comunidades autónomas como Extremadura y Valencia».