Actualidad

El bonobús solidario se podrá renovar sin limitación alguna

El gobierno local da marcha atrás en sus restricciones tras una «evaluación en agosto»

Usuarios del autobús urbano, accediendo a uno de los vehículos con su tarjeta
Usuarios del autobús urbano, accediendo a uno de los vehículos con su tarjeta - RAÚL DOBLADO

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social y Empleo y Tussam, acordó ayer revisar los criterios de funcionamiento del bonobús solidario para suprimir el requisito que obligaba a aquellas personas que hubieran renovado el título siete veces en los últimos cinco años a aguardar un año antes de volver a solicitarlo. Esta decisión, según informó el Consistorio, se adoptó tras realizar una evaluación durante el mes de agosto del funcionamiento del bonobús solidario y con el objetivo de favorecer el acceso a esta prestación. Una marcha atrás después de haber repasado pros y contras.

El Ayuntamiento de Sevilla defiende, en ese sentido, que incrementó este año las transferencias a Tussam para hacer frente al bonobús solidario hasta situarlas en 3,7 millones de euros, en torno a un 6% más. El uso de este título en este ejercicio, sin embargo, se ha incrementado en torno al 12%, al pasar de los 24.203 títulos activos en julio de 2015 a 27.227 en julio de 2016. En este contexto se establecieron unos nuevos requisitos para evitar que, como ocurrió durante el pasado mandato, la conclusión del presupuesto obligue a suspender la concesión de nuevos títulos gratuitos a mitad de año.

Una vez evaluadas estas nuevas medidas, se decidió revisar el requisito de la limitación de renovaciones, de modo que todos aquellos a quienes se les ha comunicado esta limitación, como se venía haciendo de manera automática, serán de nuevo avisados para que puedan acceder al título. Del mismo modo, se han paralizado ya los avisos para los usuarios de este nuevo requisito, con lo que el mecanismo queda anulado.

Sí se van a mantener otras medidas en este apartado, como la flexibilización de los trámites para hacer más fáciles las solicitudes o la decisión de cruzar todos los datos con el Servicio Andaluz de Empleo para garantizar que todos los usuarios consten de alta como demandantes de empleo. Tussam y el Ayuntamiento, según se destacaba ayer, tienen como objetivo que este año ninguno de los títulos bonificados sufran una suspensión en su tramitación como ha ocurrido en ejercicios anteriores.

El Ayuntamiento y Tussam tomarán «las medidas necesarias» para garantizar la continuidad de todas las prestaciones en vigor durante este año como son el bonobús solidario, el bonobús social, la tarjeta de la tercera edad o el bonobús joven con un presupuesto global d e 12,6 millones de euros. El resultado de este ejercicio además servirá de base para la evaluación de las necesidades presupuestarias de estas prestaciones para el ejercicio de 2017.

«No tenía ningún sentido»

Al hilo de la eliminación de los límites para renovar el bonobús solidario, el portavoz de IU en el Ayuntamiento, Daniel González Rojas, celebró que el gobierno municipal socialista haya accedido a suprimir el citado requisito. En declaraciones a E.P., rememoró que a comienzos de agosto su partido reclamaba ya la anulación de dicho requisito, porque «no tenía ningún sentido» a cuenta del número de parados de larga duración que registra la ciudad. «Estamos contentos de que se dé marcha atrás», dijo.

En ese sentido, lamentó que el Ayuntamiento haya «aplicado primero la medida», para después proceder a su «estudio», dado que el propio Consistorio expone que la decisión deriva de «una evaluación durante el mes de agosto del funcionamiento del bonobús solidario». Además, IU propondrá que el bonobús solidario sea regulado por las ordenanzas fiscales y no mediante convenios entre el Ayuntamiento y Tussam, para «garantizar los derechos» de los beneficiarios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios