BIENESTAR SOCIAL

El Ayuntamiento de Sevilla ha pagado este año medio millón en facturas de luz y agua para evitar cortes

Se han beneficiado de las ayudas más de 1.700 familias de la ciudad que sufren «pobreza energética»

El gas es una necesidad básica
El gas es una necesidad básica - ROLDÁN

La llamada «pobreza energética» copa cada vez más espacio en la actualidad diaria de las ciudades y ha cobrado enorme fuerza en los últimos días por el fallecimiento de una mujer en Reus a consecuencia de un incendio provocado por una vela. Esta anciana tenía cortado el suministro de electricidad por la distribuidora al no poder asumir el pago de las facturas. Son ya muchos los ayuntamientos que han dispuesto medidas para paliar el impacto de este asunto, entre ellas los acuerdos con las empresas que distribuyen la energía o también, directamente, el abono de las facturas a familias que han demostrado que no pueden costear dicho suministro pues no les llega con sus ingresos.

En este grupo se encuentra el Ayuntamiento de Sevilla ha invertido ya casi medio millón de euros hasta el 1 de octubre del año en curso, según las últimas cifras oficiales contabilizadas, a las que tuvo acceso este periódico. Y se ha hecho desde dos vertientes: los servicios sociales, de un lado, y la propia empresa metropolitana de aguas, Emasesa, de otro.

En el primero de los casos, esos servicios tienen convenios firmados con Gas Natural, Endesa y Fenosa que garantizan que no haya corte de suministro una vez se realizan los pertinentes informes de estos servicios dando fe de la situación de cada hogar, facilitándose desde los mismos, además, el pago de las facturas. En total, hasta el 30 de septiembre se habían concedido un total de 1.728 ayudas a hogares sevillanos por un importe de 318.838 euros a través de los servicios sociales municipales.

Por otro lado, en Emasesa se tramitan las ayudas y la suspensión del corte de suministro a través de los puntos de información en los distritos y de los centros de servicios sociales. Este año se han tramitado 1.626 ayudas hasta finales de septiembre en Sevilla capital a hogares por un importe de 126.435 euros, que sumados a la cantidad destinada desde los servicios sociales dan una cifra cercana a los 450.000 euros. Además, desde Emasesa existen actualmente otras ayudas para hogares como fraccionamientos o aplazamientos de pago en casos de necesidad sustentados en informes de técnicos sociales del Ayuntamiento.

Un «derecho básico»

El agua se considera ahora un «derecho básico» y por eso ha quedado ya recogido en el reglamento de prestación del servicio en Sevilla, concretamente desde el presente mes de octubre. Ese es uno de los aspectos que han sido incluido en las normativas por parte del actual gobierno municipal del socialista Juan Espadas, que está actuando en este flanco con especial intensidad por iniciativa propia y también por «exigencias del guión», ya que los dos partidos minoritarios que dieron su apoyo a la investidura del alcalde, Participa e IU, incluyeron entre los compromisos a firmar para dar ese respaldo una amplia batería de medidas para paliar los efectos de esa «pobreza energética». En este sentido, donde más hincapié se ha hecho es en los acuerdos con las empresas distribuidoras para detener los cortes de suministro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios