URBANISMO

El Ayuntamiento empieza a demoler la «plaza dura» frente a la estación de Santa Justa

La explanada de 3.000 metros cuadrados de Juan Antonio Cavestany se transformará en un amplio jardín con espacios deportivos y de ocio

Inmaculada Acevedo, delegada de Nervión, en la obra
Inmaculada Acevedo, delegada de Nervión, en la obra - ABC

Piqueta para una de aquellas «plazas duras» construidas en Sevilla para 1992. La Gerencia de Urbanismo ha iniciado este lunes las obras que transformarán el espacio libre de la calle Juan Antonio Cavestany en una nueva zona verde, con una inversión de 521.000 euros. Este proyecto municipal incluye plantar nuevos árboles y arbustos de especies diferentes, mejorar el alumbrado, construir espacios deportivos y de ocio e instalar juegos infantiles con la idea de acabar con el escenario gris y pétreo que ahora predomina.

La explanada de 7.000 metros cuadrados que se ubica entre las calles Juan Antonio Cavestany, Enrique Marco Dorta y Santa Juana Jugán, junto a la estación de Santa Justa, se convertirá en unos meses, de esta forma, en una nueva zona verde para Nervión. Urbanismo, en coordinación con el Distrito Nervión, ha iniciado este lunes las obras para la reurbanización y reordenación de este espacio, con el objetivo de remodelarlo por completo para convertirlo en un lugar más cómodo y agradable al uso y disfrute de los vecinos.

En concreto, el proyecto técnico redactado para la reconversión de esa plaza recoge sobre todo la creación de más zonas ajardinadas y la plantación de más árboles y arbustos, los primeros –34 nuevos ejemplares–, de especies tan diferentes como sóforas, melias, jacarandas y almeces, y los segundos de hasta 19 especies distintas. Para garantizar el buen mantenimiento de estos espacios con jardines, se instalará una nueva red de riego. Junto con estas medidas dirigidas a convertir este lugar en otro más confortable, Urbanismo instalará juegos infantiles y aparatos para ejercicio físico, y conformará zonas específicas para mayores. Asimismo, se mejorará la iluminación con la instalación de nuevas farolas de jardín, que se colocarán tanto dentro como fuera del recinto.

La propuesta técnica municipal incluye también la demolición de las tres plataformas de hormigón inclinadas que se localizan en la superficie de este espacio más cercana a la calle Juan Antonio Cavestany. Dichas plataformas serán demolidas para acoger parterres ajardinados donde permanecerán las palmeras existentes. Los desniveles que no puedan salvarse, se solucionarán con pequeñas lomas, y se construirán alcorques altos para las palmeras que queden elevadas con respecto a la nueva cota. Junto a esta zona de plataformas de hormigón, existen dos franjas con parterres y caminos pavimentados. Todo este espacio se tapizará con una alfombra de lipia –de fácil mantenimiento– y se ajardinará con arbustos y flores. Esta actuación va a suponer también una ampliación del recinto, puesto que se modificará la verja del cerramiento por Juan Antonio Cavestany, incorporando a la nueva zona verde las palmeras que en estos momentos quedan fuera. La operación se completará con la repavimentación del acerado de la calle, perimetral al parque, y con la apertura de una nueva puerta de acceso por la calle Enrico Marco Dorta.

Todas las mejoras que supondrá la ejecución de este proyecto han sido conocidas y consensuadas con los vecinos de la zona, con los que previamente a la redacción del mismo se mantuvieron varias reuniones de trabajo

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios