GINECOESTÉTICA

Aumenta la demanda de cirugía estética en los genitales femeninos

La vagina, la pelvis o los labios sufren con el embarazo, la pérdida de peso y la menopausia

Los resultados de las nuevas técnicas son satisfactorios
Los resultados de las nuevas técnicas son satisfactorios - ABC
AMALIA F. LÉRIDA Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La Ginecoestética ha sido uno de los temas tratados en el congreso sobre antienvejecimiento que se ha celebrado en Sevilla la semana pasada, organizado por la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad. El área de la cirugía estética dedicada a la región genital ya no es un tema muy desconocido y del que las mujeres poco se atrevían a hablar.

Hasta hace poco las tendencias y las modas estéticas, como la depilación, era el único tratamiento de belleza que se realizaba en esta parte del cuerpo, pero precisamente al ser una zona que afecta a la salud y la vida sexual de la mujer, ha terminado trascendiendo los tabúes impuestos por la sociedad y llegado a las consultas. Dice el doctor Orestes Fernández, cirujano plástico y estético del Instittuo Javier de Benito de Barcelona que en «los dos últimos años hemos pasado de una intervención al mes a cinco intervenciones semanales».

Explica que el tejido vaginal también envejece pues está hecho de fibras de colágeno y durante el parto y con el paso de los años se estira y acaban produciendo flacidez, pérdida de tono, irritación y sequedad que afectan a la calidad de vida sexual de las mujeres, pero existe también en ocasiones en edades tempranas, y principalmente durante la pubertad. También dice que hay preocupación por el aspecto de la vulva.

Esto ha provocado que la cirugía estética genital esté cada vez más de moda y que en los últimos años las intervenciones de este tipo hayan aumentado de manera considerable en todo el mundo y también en España. Además, los especialistas hacen hincapié en que la cirugía genital no tiene solo un trasfondo estético, sino que incide de forma positiva en la autoestima de los pacientes, mejorando sus relaciones personales y su calidad de vida

Algunas de las etapas claves en las que suelen aparecer las preocupaciones de las mujeres con su zona genital son: el embarazo y el post parto, situaciones en que la zona puede sufrir importantes modificaciones que afectan a la salud; la pérdida repentina de grandes volúmenes de peso, que también suele dejar consecuencias en esta región; y, la premenopausia y la menopausia, etapas en que aparece la sequedad vaginal.

Para todo ello existen soluciones. Por ejemplo la atrofia vulvovaginal o sequedad vaginal se produce especialmente en la premenopausia y en la menopausia. Puede causar molestias, irritación, prurito, dolor e incluso sangrado en el coito y mayor predisposición a las infecciones (entre ellas, las micosis o candidiasis). El tratamiento consiste en la inyección de ácido hialurónico en los 2-3 primeros centímetros de la vagina (previa preparación de la zona con anestésicos tópicos y tratamientos antimicrobianos). La mejora se produce de inmediato y el resultado dura entre 6 meses y 1 año. Momento en que podrá repetirse la sesión. Este tratamiento debe reforzarse mediante terapias nutricionales y genómicas para prolongar los resultados en el tiempo. El precio es de unos 600 euros.

La ptosis de la región pélvica ocurre a menudo en pacientes que presentan un incremento en su peso. Como resultado, el pubis resulta excesivamente abultado. Pero no todos los casos llegan tras esta experiencia, pues no son pocas las adolescentes que observan cómo durante la pubertad la distribución de la grasa en su cuerpo se realiza con acumulación en el pubis causandoles graves complejos en su sexualidad.

En otros casos predomina la caída o ptosis de la región del pubis o monte de Venus, muchas veces como consecuencia del descolgamiento del abdomen inferior, después de partos o de grandes pérdidas de peso.

Dice el especialista que hay que tener en cuenta que en la etapa de la pubertad existe la tendencia a que la grasa que se elimine mediante una liposucción pero puede volver a reproducirse. Sin embargo a una mujer adulta se le puede hacer una cirugía con la seguridad de que la grasa no volverá a acumularse en esa zona. El tratamiento consiste en una liposucción o la resección de la piel con una cicatriz como la de la cesárea (en el caso de que esta ya existiera se haría ahí la incisión).

Se realiza con puntos reabsorbibles y la recuperación a la vida laboral será de 1 a 4 semanas, y de 4 a 6 semanas para volver a hacer deporte. Puede costar unos 2.500 euros.

El doctor también habla de la hipotrofia de los labios mayores. Aparece a partir de los 35 años, especialmente en los casos de menopausia precoz, en las grandes pérdidas de peso o por predisposición familiar. Se manifiesta por adelgazamiento de los labios mayores debido a la pérdida de tejido adiposo. Este adelgazamiento trae consigo la desprotección en la entrada de la vagina (orificio vaginal), lo cual conlleva un mayor riesgo de infecciones (cistitis, incidencia de miosis o cándidas…). Desde el punto de vista estético, la zona vulvar aparece con un aspecto envejecido.

Se trata mediante lipotransferencia o lipolifting (se utiliza grasa propia del paciente) o mediante inyecciones de ácido hialurónico. El resultado es muy satisfactorio. Se infiltran de 2 a 3 ml por labio aproximadamente y la duración puede ser de 6 meses a 1 año. Son cinco sesiones. El precio es 750 euros.

La hipertrofia o descolgamiento de los labios menores es uno de los motivos que a veces conducen a consulta a mujeres de todas las edades, según Orestes Fernández. Estéticamente molesta sobre todo a quienes llevan la zona rasurada. Pero más allá de la apariencia, cuando el descolgamiento es mucho, puede ocurrir que se produzca dolor durante el coito. El tratamiento consiste en la resección parcial, con anestesia local y sedación. Los puntos son reabsorbibles. Una semana después la paciente puede volver a su vida laboral. Y pasadas otras tres semanas a su rutina deportiva y a reanudar su vida sexual. El precio, a partir de 800 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios