Actualidad

Archivan la denuncia contra Luis Portillo por la compra del hotel Virgen de los Reyes

Una propietaria del inmueble le acusó de administración desleal y delito societario

Hotel Virgen de los Reyes, en la calle Luis Montoto
Hotel Virgen de los Reyes, en la calle Luis Montoto - VANESSA GÓMEZ

El Juzgado de Instrucción 14 de Sevilla ha sobreseido provisionalmente y archivado la denuncia presentada contra el empresario Luis Portillo Muñoz por la compra del hotel Virgen de los Reyes, situado en la calle Luis Montoto. Carmen González Jiménez, propietaria del 20% de ese hotel de tres estrellas con 80 habitaciones y accionista en la empresa que lo explotaba, denunció a sus socios, así como a Luis Portillo Muñoz; a un hijo de éste, Luis Javier Portillo Valero, y al empresario hotelero José María Rosell Massachs, por un pesunto delito de administración desleal y por un delito societario de imposición de acuerdos abusivos.

El Ministerio Fiscal solicitó el sobreseimiento provisional de las actuaciones sin la práctica de más pruebas al considerar que no había evidentes indicios o datos para presumir la comisión de los delitos denunciados. El juez se posiciona en la línea de la Fiscalía al entender que «de las actuaciones hoy objeto de denuncia en modo alguno son constitutiva de infracción penal porque no existe engaño al socio hoy denunciante, por tanto no existe estafa ni se ha producido abuso de ser socio mayoritario, dado que no existe perjuicio de los demás socios ni ausencia de beneficio para la sociedad». Muy al contrario, el auto judicial de archivo señala que hubo un acuerdo de los socios del que también se benefició Carmen González Jiménez, por lo que no aprecia ilícito penal.

Los propietarios del 80% del edificio vendieron su parte por cuatro millones de euros a la empresa Rosturisport, constituida a medias por una filial de Hoteles Playa y Lasaga Inversiones. Esta última fue fundada en 2009 por los dos hijos de Luis Portillo, quien a su vez fue su administrador único. En la operación de compra del hotel, el empresario nazareno actuó como mandatario verbal, en nombre y representación del grupo Hoteles Playa y su hijo Luis actuó como representante de Rosturisport.

El hotel fue alquilado en 2000 a la sociedad Hotel Virgen de los Reyes, cuyos socios eran los propietarios del edificio y cuya presidenta era Carmen González, la denunciante. En 2015, el establecimiento fue alquilado a Hoteles Playa.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios