Antonia de Miguel
Antonia de Miguel - ABC
MI OTRA VIDA

Antonia de Miguel: la voz del Alcázar

Entre doblaje y doblaje esta gallega ya sevillana interpreta los coros de las óperas más famosas en el Teatro de la Maestranza

SEVILLAActualizado:

Entre doblaje y doblaje esta gallega ya sevillana interpreta los coros de las óperas más famosas en el Teatro de la Maestranza de Sevilla

- ¿Cuánto tiempo llevas en Sevilla?

- Desde 1977. Empecé trabajar al año siguiente en la agencia de espectáculos J. A. Pulpón.

- ¿Qué es lo que más te gustó de esta ciudad?

- Sus calles estrechitas del casco antiguo, preciosas. La alegría de la gente...

- ¿Se puede vivir de la voz?

- Sí. Yo he conseguido compaginar el mundo de la locución con la música y el teatro, siempre tengo proyectos de alguna de estas maravillosas actividades. Me siento afortunada pero me sigo preparando para ello...

- ¿Tan importante es cuidar la voz?

- Naturalmente, y si es tu instrumento de trabajo, más. Hay que intentar dormir mínimo ocho horas. No hablar muy alto, evitar el tabaco y el alcohol que son muy excitantes, no abusar. Y sobre todo hidratar mucho la garganta.

- ¿Es más díficil cantar o locutar?

- Las dos cosas son especiales, se trata de una gran responsabilidad. El escenario es más vivo y te transmite sensaciones del público, también llevas muchos ensayos que te dan seguridad. El estudio de grabación es más frío y más inmediato. La técnica es muy importante para ese ritmo.

- ¿Cuál de las dos cosas prefieres?

- Me gusta el escenario por lo que tiene de cantar e interpretar, pero el estudio de grabación es un reto cada día, y como reto me encanta.

«Las clases de canto con una buena profesional no deben abandonarse nunca»

- Publicidad, programas, series locuciones, coros... ¿se entrena la voz de manera especial para cada una de ellas?

- Sí, por supuesto. En el mundo de la locución hay muchos registros. Desde el doblaje que es teatro, por eso nos llaman actores de doblaje, al registro de publicidad, de documentales, narraciones etc... todo tiene su particular interpretación y su forma de lectura. Para tener la voz óptima para el canto, nunca se debe bajar la guardia. Además de nuestras vocalizaciones con el maestro, que se hacen durante la preparación de cualquier obra operística o zarzuela, las clases de canto con una buena profesional no deben abandonarse nunca.

- ¿Hay quien se sorprende al reconocer tu voz en un museo?

- Sí, me miran con admiración. Y los niños que me han oído en los cuentos me sonríen. Las audiodescripcciones que grabo de películas o series para los ciegos también me enorgullecen. Lo Hago con mucho cariño.

- ¿Has visitado alguna vez el Thyssen o el Prado?

- No. Es asignatura pendiente. Me he oído en Internet en la página del Thyssen. Los audioguías de la Alhambra, los Venerables, y el Alcázar si los oí en su día. Son trabajos muy agradables y se aprende bastante.

- ¿Debe ser extraño oirse en una audioguía?

- Cuando me oigo siempre pienso que hay algo que lo podía haber hecho mucho mejor. Con lo cuál me queda el disgustillo.

- ¿También doblas en otros idiomas?

- No. Hice una vez una cuña de publicidad con acento portugués...

- ¿Cuál ha sido el trabajo más difícil que has realizado?¿Y el más bonito?

«El trabajo más bonito fue cuando gané el primer premio en el festival de Cita en Sevilla con la cancion italiana «Parole»»

- El trabajo más dificil fue cantar durante tres días, por contrato, recién fallecida mi madre. Estaba en una nube. Y el más bonito, cuando gané el primer premio en el festival de Cita en Sevilla con una cancion italiana («Parole»). Ahora que lo recuerdo se presentaron casi cien voces.

- ¿Qué ópera te gusta cantar más?

- Tengo muchas preferidas. Pero «Cavalleria rusticana» me apasiona. Me gustan mucho también las óperas de Verdi

- ¿Te gusta el contacto con el público?

- Mucho. Cuando pasan los momentos de nervios y pasas a la fantasía del espectáculo eso para mí es sublime

- ¿Algún truco para evitar el envejecimiento de la voz?

- Dormir, hablar sin gritar, fumar y beber poco, hidratar, cuidar la alimentación... De todas formas la voz es lo que mas tarde envejece. Si la cuidamos podremos disfrutar de ella muchos años.

- ¿Te sientes mejor en el estudio de grabación o sobre el escenario?

- Me gustan ambas cosas y llevo mucho tiempo realizándolas. Pero cuando salimos a cantar cualquier obra en el teatro llevamos muchos ensayos de meses, y eso da mucha seguridad. Cuando estás delante de un micrófono si te falla la técnica estás perdido.

- ¿Tienes algún sueño por cumplir con tu voz?

- Me encantaría, sin abandonar lo que hago ahora, poner en marcha un programa de radio nocturno. Me gusta la comunicación en la noche. Las sensaciones están a flor de piel... Sí, me gustaria mucho.