RECETAS PARA EL DÍA A DÍA DE UN CHEF

La alimentación sí importa en el cáncer de páncreas

Jornada abierta al público en el que expertos hablarán sobre una enfermedad de la que cada añó aparecen 4.000 nuevos casos en España

No todos los alimentos son tolerados por estos enfermos
No todos los alimentos son tolerados por estos enfermos - ABC

Los enfermos de cáncer de páncreas o interesados en la patología tiene hoy una cita ineludible.

La Asociación de Cáncer de Páncreas (Acanpan) y la Fundación Más que Ideas han editado la primera guía de alimentación para este tipo de patología y hoy, en una jornada práctica, con el patrocinio de Celgene, darán a conocer algunos de los aspectos más importantes para una adecuada alimentación y nutrición de estos pacientes. Este encuentro será a las cinco de la tarde en la fundación Idehs-Investigación y Desarrollo de la Escuela de Hostelería de Sevilla. El chef Fermín López, dará ideas de recetas para el día a día.

El cáncer de páncreas es la séptima enfermedad oncológica más frecuente en la Unión Europea con una incidencia de 78.000 casos al año según la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom). Además, es una enfermedad que causa diversas complicaciones que afectan al estado general del paciente.

A los efectos secundarios propios de los tratamientos, le acompañan síntomas que aparecen en el momento del diagnóstico, como cansancio, pérdida de peso, falta de apetito o dolor abdominal, entre otros.

Por ello, es fundamental incorporar hábitos saludables que mejoren el estado nutricional y la calidad de vida del afectado. De modo que la alimentación es importantísima y por eso los expertos hacen hincapié en este factor de riesgo.

Según el doctor Juan Diego Rodríguez, del servicio de Oncología Médica del Hospital Virgen del Rocío cada año aparecen en España 4.000 nuevos casos de cáncer de páncreas, el cual representa el 2,5% de todos los tumores . La incidencia es mayor en los hombres que en las mujeres en las que se registran 3,9 casos por cada 100.000 habitantes al año, frente a los varones que alcanzan los 6,6.

El tabaco, la diabetes, la pancreatitis crónica y el alcohol se encuentran entre los factores de riesgo esporádicos que concentran la mayor parte de la «responsabilidad», un 90% concretamente, ya que el 10% restante hay que buscarlo en la genética.

Dice que a la hora de plantear el mejor tratamiento para un paciente con cáncer de páncreas tenemos que tener en cuenta la extensión de la enfermedad, es decir, si ésta se encuentra confinada al páncreas o si se extiende a órganos vecinos y que la cirugía sólo se plantea si es posible eliminar todo resto de enfermedad del organismo.

El doctor Antonio Jesús Martínez, endocrinólogo del servicio de Endocrinología y Nutrición de dicho hospital destaca los cambios que introducir el paciente afectado por cáncer de páncreas en su alimentación.

Explica que depende de la situación de cada paciente, y de la función residual (capacidad de cumplir con su misión) del páncreas restante. Por regla general, la mayoría de pacientes afectados por esta enfermedad no pueden digerir muchos de los alimentos, por lo que no aprovechan gran parte de nutrientes que acaban eliminando por las heces.

Por ello necesitan más calorías de las que precisaría una persona de peso y talla similares sin este tipo de patología. Así, es aconsejable comer frecuentemente, unas cinco o seis comidas al día, procurando evitar los períodos de ayuno prolongados, y no demasiada cantidad. Se recomienda comer despacio y masticar bien los alimentos, que no deben estar a temperaturas extremas.

Es aconsejable descansar unos 30 minutos después de las comidas. Se recomienda la posición recostada, con la cabeza elevada con un ángulo de 30 a 45 grados.

La dieta de este tipo de pacientes debe ser variada, abundante en fruta y verdura, legumbres, rica en pescado, sobre todo azul por su contenido en ácidos grasos omega-3, muy beneficiosos para el corazón y que parecen proteger frente a la desnutrición en estos pacientes, y pobre en carnes rojas, pero con ciertas consideraciones, en función de si no se absorben bien las grasas y de si se presenta o no diabetes.

Deben evitarse por norma general los fritos, las salsas y los platos excesivamente condimentados. Es preferible emplear técnicas culinarias más sencillas, como el hervido, el papillote, cocción al horno o al vapor…

Los doctores Rodríguez y Martínez hoy en la jornada que se celebrará en la fundación Idehs para responder a todas las dudas que tenga el público que acuda a este encuentro de entrada libre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios