Actualidad

El Alcázar ya detrae un euro del precio de la entrada para el ICAS

El coste del billete es de 8,5 euros y el resto se destina al departamento cultural

Turistas en el Patio de las Doncellas del Real Alcázar
Turistas en el Patio de las Doncellas del Real Alcázar - VANESSA GÓMEZ
ALBERTO GARCÍA REYES Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La propuesta del alcalde, Juan Espadas, de incrementar un euro el precio de la entrada del Real Alcázar para destinar esa recaudación al Consorcio de Turismo no es nueva. Actualmente ya se destina un euro del precio final al Instituto de la Cultura y las Artes. Oficialmente, el Patronato tiene aprobada una tarifa de 8,5 euros por el tique para personas no nacidas o empadronadas en Sevilla. Sin embargo, en ventanilla se pagan 9,5. Esa diferencia se destina desde hace unos años al presupuesto del departamento cultural del Ayuntamiento para la realización de distintas actividades. Si, además, la entrada se compra por internet, hay que pagar otro euros más que va destinado a la empresa que gestiona ese servicio.

Con el nuevo incremento que pretende Espadas la entrada pasaría a costar 10,5 euros, aunque directamente a las cuentas del Alcázar sólo irían 8,5, ya que además del canon para el ICAS, la nueva subida se enviaría al Consorcio de Turismo o al organismo que próximamente lo va a sustituir, ya que esta entidad está obligada a cerrar porque el resto de socios -Junta de Andalucía, Diputación y empresarios- no han puesto ni un céntimo en los últimos años.

El órgano de gestión turística de la ciudad se mantiene exclusivamente con la aportación municipal, razón por la que Espadas tiene que buscar vías de financiación nuevas que le permitan ser viable a partir de ahora bajo otra denominación, ya que además integrará a Contursa, la sociedad del Palacio de Exposiciones y Congresos.

Descartada la tasa

Precisamente ayer, el consejero de Turismo, Javier Fernández, volvía a descartar la tasa que algunos consistorios como el de Sevilla o el de Granada estudian implantar: «Andalucía es muy grande y tenemos que hacer política para toda la región», teniendo una «visión integral para todos los destinos porque lo que puede ser bueno para Sevilla puede resentir otras ciudades y desanimar a los turistas a aumentar el número de pernoctaciones».

Al respecto, el consejero sañaló que «no es un debate que se haya abierto en otros foros a nivel andaluz, sino que sale, porque existe, en Sevilla». «Respetando ese debate que se abre dentro de las ciudades, tenemos que realizar una política que integre todo el territorio, siendo conscientes de toda la comunidad y de los perjuicios que podría ocasionar en cuanto a la competitividad», insistió abundando en el rechazo del procedimiento empleado por el Ayuntamiento hispalense para poner el debate sobre la mesa.

En este sentido, se ha mostrado partidario de «sumar con otro tipo de peticiones» como sería instar al Estado a que se reduzca el IVA cultural, bajar el IVA del 21 por ciento a las agencias de viajes o del diez al ocho por ciento a los hoteles, entre otros, lo que considera que tendría «un efecto positivo en la competitividad de los destinos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios