Turistas en el entorno del Real Alcázar de Sevilla
Turistas en el entorno del Real Alcázar de Sevilla - JUAN FLORES
TURISMO

Airbnb dejará de anunciar pisos turísticos de Sevilla que no estén registrados en la Junta

La plataforma implementa una herramienta para incluir este requisito, que estará operativa a partir de mayo

SEVILLAActualizado:

La plataforma Airbnb ha anunciado este jueves que implementará un sistema de inscripción online simplificado a partir de mayo que «facilitará que los anfitriones andaluces cumplan con las leyes de alquiler turístico». Una vez en marcha, el conocido portal no publicitará propiedades que no estén dadas de alta en el Registro de Viviendas Turísticas de la Junta de Andalucía, lo que asestará un buen golpe a la oferta clandestina, que se quedará sin su principal medio de difusión.

La compañía ha informado en una nota que esta nueva funcionalidad obliga a «requerir a los anfitriones de toda la región registrar su vivienda destinada al alquiler turístico, obteniendo así un número de registro de Turismo de Andalucía para incluirlo de manera visible en su anuncio». Así, detalla que para los propietarios que ya están registrados, «se facilitará que puedan incluir el número de registro en su anuncio de manera directa».

Desde Airbnb defienden que, «implementando este nuevo sistema, inédito en España, todavía más familias podrán beneficiarse de compartir su hogar». Asimismo, la plataforma destaca que ha lanzado de manera exitosa» sistemas de registro similares en otras comunidades, como Portugal, San Francisco y Chicago, y se mantiene «comprometida con trabajar con los líderes locales para implementar regulaciones justas que permitan que el 'home sharing' crezca de manera responsable y sostenible».

Otras experiencias

No es la primera acción de este tipo que se ponen en marcha los portales. La compañía HomeAway fue pionera en habilitar un campo específico para que propietarios y gestores profesionales pudieran añadir y visibilizar el número de registro de sus propiedades y facilitar así el cumplimiento de la regulación sobre viviendas vacacionales vigente en Andalucía. Fuentes de la firma aseguran a ABC que «HomeAway, junto con el resto de plataformas del sector, aboga por una actuación conjunta». Por eso, precisan «nuestra prioridad actual es trabajar con la administración y las asociaciones representativas del sector (Apartsur y AVVA) para el desarrollo de iniciativas concretas que integren todas las sensibilidades, doten de mayor transparencia al sector y con una premisa máxima: garantizar un turismo sostenible en Andalucía».

Más de un millón de usuarios en Andalucía

Según datos de la propia compañía, el año pasado, más de un millón de visitantes se alojaron a través de Airbnb en la comunidad, beneficiando a más de 30.000 familias andaluzas, que obtuvieron un total de 157 millones de euros. El anfitrión típico en Airbnb ganó 2.700 euros en 2017, y el anuncio típico se compartió 34 noches al año, menos de tres días al mes.

En lo que toca a Sevilla, el registro contabilizaba un total de 2.342 hasta el pasado mes de noviembre, según los datos que aportados por la Asociación Apartsur, que representa a los propietarios. Sin embargo, se estima que la oferta ilegal es cinco veces mayor.

Sergio Vinay, responsable de Políticas Públicas para Airbnb, ha defendido que «queremos ser buenos socios para las ciudades españolas, y estamos orgullosos de implementar esta herramienta de registro, que simplifica el proceso y ayuda a que más gente local pueda compartir sus hogares cumpliendo las reglas».

Tras incidir en que «uno de cada diez visitantes se aloja en un espacio anunciado en Airbnb», desde la empresa se muestran «ilusionados por trabajar con la Junta de Andalucía y los ayuntamientos en los próximos meses para implementar en su totalidad el sistema de registro».

Por su parte, el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), Carlos Pérez-Lanzac, ha señalado que «esto es un paso más para regularizar el sector», a la vez que ha detallado que, actualmente, se han registrado 28.872 viviendas en Andalucía, «cifra que sigue subiendo, demostrando la clara intención del sector a cumplir con la norma».

«Confiamos en que la Junta de Andalucía vea en este paso un espacio para seguir trabajando y colaborando con todos los que formamos parte del sector para buscar soluciones conjuntas y evitar judicializar esta industria y los efectos negativos que podría suponer a Andalucía como destino, ha añadido Pérez-Lanzac.