Hospital Virgen del Rocío
Hospital Virgen del Rocío - ABC

Dos adultos han muerto en Sevilla por meningitis tipo B desde enero

La Junta dice que no hay ningún brote porque las siete infecciones registradas en la provincia en 2018 «son casos aislados»

SEVILLAActualizado:

Desde el 1 de enero de 2018 se han registrado en la provincia de Sevilla un total de 7 casos de meningitis (5 tipo B y dos tipo C) y se han producido dos fallecimientos en personas adultas, ambos con meningitis tipo B, según fuentes de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. En la actualidad, la vacuna para la meningitis tipo C está dentro del calendario oficial del Servicio Andaluz de Salud, no así la vacuna para la meningitis tipo B, aunque se puede adquirir en las farmacias por unos 400 euros las cuatro dosis.

La Administración andaluza afirma que «los casos de meningitis se concentran fundamentalmente a principios y final de año, coincidiendo con la época de mayor frío». Desde la Consejería de Salud se hace hincapié en que «no estamos ante una situación de alerta epidemiológica o de brote, ya que se trata de casos aislados.

«Para que se identifique como brote, según establece el protocolo del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía, deben darse las siguientes circunstancias: cuando aparecen tres o más casos confirmados del mismo serogrupo en un ámbito comunitario definido (barrio, pequeño municipio...) y que supongan una tasa superior a 10 casos por 100.000 habitantes. Estas circunstancias no se producen en la actualidad», añade la Administración autonómica.

Tasa de incidencia por 100.000 habitantes

La Junta manda un mensaje de tranquilidad a la población «ya que los datos de incidencia de la enfermedad son muy bajos». Fuentes oficiales indican que la tasa de incidencia de enfermedad meningocócica en 2017 se mantuvo estable respecto al año anterior. Tanto en 2017 como en 2016 se registró una tasa de 0,87 casos por 100.000 habitantes, similar a la tasa regional registrada en la anterior temporada (0,72).

En los últimos diez años, la mayor tasa de incidencia se registró en 2011 (3,56 casos por 100.000 habitantes). «La incidencia de enfermedad meningocócica es variable, con ondas epidémicas de ciclo largo, a nivel nacional los mayores picos han sido en 1944, 1963 y 1997».

No se puede construir la tasa de incidencia de la meningitis en 2018 hasta que no se cierre toda la temporada para poder comparar con ejercicios anteriores, aunque la Junta asegura que «se aprecia que la evolución está siendo similar a los dos últimos años».

Medidas de prevención

La enfermedad meningocócica se previene mediante la vacuna. En este caso, el calendario vacunal incluye la vacuna frente al meningococo C a los nacidos desde el año 2000 y se captó a los nacidos desde el año 1988. «Ante la aparición de un caso se previene la enfermedad mediante la quimioprofilaxis a sus contactos siguiendo un protocolo consensuado y aprobado a nivel autonómico, nacional e internacional.

Según la OMS, se cree que de un 10 a 20% de la población es portadora sana de «neisseria meningitidis. Esta situación es variable y cambiante y no está demostrado científicamente que ninguna actuación sanitaria frente a esta población portadora sana signifique un beneficio para prevenir la enfermedad.

Vacunas

En cuanto a la vacunación frente al meningococo B, actualmente en España su vacuna no está incluida en calendario vacunal. Esta decisión se aprueba en el marco de la Comisión de Salud Pública en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

«Los expertos de la Ponencia de Vacunas perteneciente a la Comisión de Salud Pública establecen sus recomendaciones en función a evidencia científica, situación epidemiológica de la enfermedad, seguridad de la vacuna y su efectividad. Concretamente esta vacuna no está incluida en el calendario de vacunación porque los expertos de la Ponencia de Vacunas no lo han recomendado por el momento. En estos momentos, solo se recomienda la vacunación con esta vacuna a población perteneciente a determinados grupos de riesgo. El Ministerio de Sanidad tiene autorizada su venta en farmacia», siendo su precio de unos 400 euros las cuatro dosis.

«Ante la aparición de un caso de meningitis se previene la enfermedad mediante la quimioprofilaxis a sus contactos siguiendo un protocolo consensuado y aprobado a nivel autonómico, nacional e internacional. No existen otras medidas higiénico sanitarias ni consejos de prevención», a juicio de la Consejería de Salud.