Actualidad

El acuario, en preconcurso por acumular más de 5 millones de deuda

Looping Group, socio mayoritario de Isla Mágica, estudia hacerse con la gestión del establecimiento

Tiburones en el acuario de Sevilla
Tiburones en el acuario de Sevilla - J. M. SERRANO

Aquagestión Sur, la empresa que explota el acuario de Sevilla, ha confirmado a ABC que ha solicitado el preconcurso de acreedores en el Juzgado Mercantil con el fin de refinanciar sus deudas, principalmente el crédito de 3 millones de euros que le otorgó la Junta de Andalucía para ejecutar obras. El preconcurso llega dos años después de su inauguración y tras una larga batalla entre los socios por diferencias en la gestión del empresa, que no ha alcanzado el número previsto de visitas, lo que ha propiciado el inicio de negociaciones con Looping Group,accionista mayoritario de Isla Mágica, para hacerse cargo de la explotación del acuario. La presentación del preconcurso, aclara la sociedad, no está interfiriendo en el pago a proveedores y el normal funcionamiento del acuario, que tiene más de 10.000 metros cuadrados construidos, 3.000 metros cúbicos de agua y 7.000 animales de 400 especies.

Fuentes de la empresa ha confirmado queAquagestión Sur ha solicitado a Looping Group, la empresa que gestiona Isla Mágica y que cuenta con varios acuarios en Francia, «la realización de un estudio empresarial del acuario de Sevilla, con la intención de mejorar los resultados de la empresa e intentar crear sinergias entre ambos centros de ocio». En ese proceso de «due diligence» o investigación previo a la firma de un acuerdo, «Looping Group realizará una serie de estudios en las próximas semanas para valorar la posibilidad de trabajar en conjunto con el acuerdo».

Para la sociedad Aquagestión Sur, presidida por Ignacio Aguinaga, «es una oportunidad para mejorar el sector de ocio en la ciudad, ya que ambas empresas son conocedoras del valor que tienen sus dos centros de gestión para la ciudad de Sevilla». El acuario quiere, con la ayuda de Looping Group, revitalizar la zona de las Delicias donde se halla, aprovechando su conocimiento de Sevilla, el mercado turístico y los acuarios. En caso de que la gestión de Looping saque al acuario del estancamiento en el que se halla, se abordarían otras formas de colaboración, entre las que se cita la entrada de la francesa en el accionariado de Aquagestion Sur.

Accionistas

La empresa Aquagestión Sur está constituida en un 65% por TF Holding, representada por Philippe Forgues; en un 5% por Javier Sáinz y en un 30% por la sociedad vasca Ansoaran, cuyo administrador único es Ignacio Aguinaga. Tras invertir ocho millones de euros, el acuario abrió sus puertas en septiembre de 2014, con 13 años de retraso sobre las previsiones, ya que dos empresas abandonaron el proyecto el plena ejecución.

En abril de 2016, el presidente ejecutivo del acuario destituyó a la directora del establecimiento, así como a dos responsables de biología del recinto y la persona encargada de la administración. Aguinaga hizo esos cambios sin el apoyo del socio mayoritario, TF Holding, lo que provocó una crisis en la empresa. Esos problemas llevaron al socio mayoritario del acuario, la sociedad francesa TF Holding, a proponer la cesión de sus acciones al presidente ejecutivo, Ignacio Aguinaga, aunque finalmente no hubo acuerdo sobre el precio de ese 65% del capital social.

Parte de las inversiones en ese acuario se han realizado con un préstamo de 3 millones de euros de la Sociedad para la Promoción y Reconversión Económica de Andalucía (Soprea), de la Junta de Andalucía. La imposibilidad ahora de hacer frente al pago de ese crédito y el deseo de refinanciar esta deuda ha obligado a Aquagestión Sur a solicitar el preconcurso de acreedores. Precisamente, ese crédito le ha valido a Aguinaga una denuncia de uno de sus socios en un acuario de Lanzarote por haber hipotecado presuntamente esas instalaciones como aval para el crédito de Soprea sin el consentimiento de otros accionistas.

Deudas

Según las cuentas de 2014, las últimas depositadas en el Registro Mercantil de Sevilla, el acuario ingresó en 2014 un total de 1,1 millones de euros y acumulaba pérdidas por más de medio millón de euros. Sus deudas suman más de cinco millones de euros, de los que 3 millones corresponden al crédito de Soprea; 1,7 millones, deudas con empresas del grupo; y más de 700.000 euros con entidades de crédito. Además, al cierre de 2014 tenía pendiente de pago a acreedores comerciales un millón de euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios