Unas jóvenes atavidas con la mantilla blanca española pasean en su carruaje en la Maestranza
Unas jóvenes atavidas con la mantilla blanca española pasean en su carruaje en la Maestranza - VANESSA GÓMEZ

FERIA DE ABRIL DE SEVILLA 2018Exhibición de destreza en el manejo de los enganches en la plaza de la Maestranza de Sevilla

El Arenal se convierte en un museo de carruajes del siglo XIX restaurados por sus propietarios

SEVILLAActualizado:

Los cocheros de los carruajes que han participado este domingo por la mañana en la Exhibición de Enganches en la plaza de toros de la Maestranza han vuelto a demostrar una impresionante destreza en el manejo de los coches de caballos, muchos de ellos guiados por sus propietarios.

Este evento internacional, organizado por el Real Club de Enganches de Andalucía con el patrocinio, entre otros, de ABC, se ha convertido en una tradición en Sevilla que, por segundo año consecutivo, coincide con el primer día de la Feria.

Desde primeras horas, los 81 carruajes participantes en la exhibición han ido tomando el Arenal, que se ha convertido en un magnífico escenario de carruajes que en otras capitales sólo se podrían contemplar en museos. Muchos de estos coches de caballos son auténticas joyas, piezas únicas del siglo XIX que han sido restauradas gracias a sus propietarios y el trabajo de maestros artesanos que, debido al resurgir del enganche de tradición, han visto renacer su profesión de herreros, carpinteros, tapiceros o charoleros, y que demuestran que esta afición en auge genera empleo y contribuye al crecimiento económico y turístico de la ciudad.

Las calles Adriano y Antonia Díaz y el Paseo de Colón han sido este domingo únicos en el mundo por la gran vistosidad de carruajes de campo, de parque, deportivos, de ciudad, viaje y de transporte con guarniciones de diario. Además, han lucido resplandecientes las caleseras, con sus cascabeles, que han alegrado los alrededores de la plaza de toros con sus sonidos, y los borlajes, que han dado el toque de color a una mañana plomiza. Mulos y caballos de todas las razas, preferentemente española, se concentraban en los aledaños del coso taurino.

En esta trigésimo tercera edición, los coches participantes han llegado a Sevilla desde Brasil, Portugal, Barcelona, Madrid, Burgos, Badajoz y Andalucía. 42 de ellos han sido guiados por profesionales y 38 por amateurs. Cada año se ven a más mujeres llevando las riendas de los carruajes. Así, en esta edición han sido un total de 12.

De los carruajes participantes 33 llevaban guarniciones a la calesera, y la inglesa, 47, con cocheros y lacayos vestidos de la época. También se han visto muchas niñas vestidas de gitana y más de un centenar de mujeres ataviadas con la tradicional mantilla española, una prenda femenina de gala que ha recuperado el Real Club de Enganches de Andalucía. La ganadora del premio a la Mejor Mantilla Española ha sido Leticia Beca.

Pruebas a pie de calle

Todos los enganches han sido sometidos a una doble prueba. A partir de las diez de la mañana han sido juzgados, a pie quieto, por los jueces, que han valorado su visión de conjunto, en la que se ha tenido en cuenta la conservación del carruaje y de los caballos, el estado de seguridad de la guarnicionería que llevan, la vestimenta del propietario o cochero que los guías y los lacayos. Asimismo, se ha puntuado si los ocupantes iban van conforme al nivel carruaje.

El numeroso público que se ha ido congregando en el Arenal disfrutaban del primer café en los negocios del barrio antes del espectáculo, que ha dado comienzo en torno a las doce de la mañana. La única incidencia se ha producido pasadas las once de la mañana cuando los Bomberos tuvieron que serrar un bolardo en la calle Antonia Díaz, para permitir la entrada de los carruajes a la plaza de toros.

La Policía Nacional ha sido este año protagonista abriendo con un escuadrón de caballería la XXXIII Exhibición de los Enganches.

Posteriormente, la embajadora de México en España, Roberta Lajous Vargas, vestida con un traje chaqueta rojo y sombrero negro y rojo a juego, ha saludado al público que ha llenado la plaza mientras daba una vuelta al coso taurino en un carruaje modelo landou, propiedad del presidente del Real Club de Enganches de Andalucía, Jesús Contreras.

A continuación, ha paseado en coche de caballos la madrina de honor de este año de la exhibición, la empresaria madrileña Paloma Segrelles, que ha lucido un vestido de corte clásico en drap de seda de color rosa, una mantilla beige de Bruselas, sostenida por una peina de los años cincuenta. También llevaba un mantón de finales del siglo XIX beige bordado en colores, de José Rojas, y un abanico isabelino, de Antigüedades Bastilippo.

Momentos emocionantes

La actuación de los Charros de Pedregal ha dado un toque mexicano a la exhibición, ya que México es el país invitado este año. En el interior de la plaza se han vivido momentos emocionantes al ver evolucionar sobre el albero a los coches de caballos participantes. Una tarea no siempre fácil y que para los jueces es muy valorado. Conforme avanzaba el espectáculo subía el número de caballos que tiraban de los espectaculares enganches. Además, la dificultad tanto en el manejo de los coches de caballos como el hecho de salir por la Puerta del Príncipe iba aumentando. Algo que ha sido muy reconocido y aplaudido por el público.

Miguel Moreno de los Ríos, vicepresidente del Real Club de Enganches de Andalucía, acompañado por el vocal Miguel García-Díeguez, han intervenido como locutores y han explicado al público asistente que los cocheros que van a la inglesa, los pantalones son beige, con botas de vueltas rojas, levitas y sombreros de copa o de diferentes uniformes y que los de la calesera van vestidos de corto, al uso del siglo XIX, catite, pañuelo, chupa con pasamanería, chaleco, faja y pantalón de machos hasta la rodilla o largos con caireles y otros que se visten a la usanza del siglo XX con sombreros de ala ancha, chaqueta corta y chaleco.

Homenaje de despedida a «El Coriano»

En la última tanda de carruajes se ha producido una despedida muy emotiva. Ramón Moreno de los Ríos ha pedido a los cocheros que se pararan y que alzaran sus látigos al cielo para rendir un homenaje a un cochero que iba en el carruaje número 75 en su retirada, José Antúnez Asencio, «El Coriano», «un maestro, un hombre que le ha dedicado su vida al caballo», ha enfatizado Moreno de lo Ríos.

Durante esta semana de Feria el espectáculo de los enganches se trasladará al real, donde podrá contemplarse muchos de los carruajes participantes en la exhibición.

Palmarés

Limoneras, mular y ponis

Los primeros premios han sido para Teresa Millán Romero, Yeguada Hermanos Jiménez Burgos y Eduardo Cruz, respectivamente.

Troncos y Tándem

José Luis Vélez Burrel (a la inglesa), José Luis Montosa González (a la calesera) y Antonio Miguel Repullo (tándem).

Potencias y media potencia

Jacinto Plana Ros (potencia) y Antonio Miguel Repullo (media potencia)

Cuartas y cinco largas

Yeguada Bionest (a la inglesa), Agrícola Guzmán (a la calesera) y Yeguada Hermanos Jiménez Burgos (cinco a la larga).

Mejor cochero

Juan Soltero Pardo (amateur) y Javier Silva Laguna (profesional).

Premios especiales

Leticia Beca (mejor mantilla), Alberto Pineda y Martina Aranda (mejor sombrero), Rocío López Herrero y Raquel Cid (mejor traje de flamenca).