DESCUENTOS ABC

Seis consejos para realizar ejercicio en el trabajo

Aprovecha y si te es posible, puesto que a veces puede ser complicado, no lo dudes y ve andando hasta el trabajo o incluso en patinete o bicicleta

Seis consejos para realizar ejercicio en el trabajo
ABC.ES - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Actualmente, resulta complicado mantenerse en forma a la par que sano en trabajos estresantes y sumamente estáticos, en especial aquellos en los que has de permanecer frente a una pantalla durante todo el día. Es por ello que nosotros queremos aportaros algunos pequeños consejos para intentar solventar este tipo de situaciones, ya que una vida monótona y rutinaria en la que no se realiza ejercicio y muy comúnmente tampoco se come de forma sana puede llevarnos a padecer algunas patologías indeseadas, como varices dolorosas, hipertensión, diabetes…

1. Aprovecha y si te es posible, puesto que a veces puede ser complicado, no lo dudes y ve andando hasta el trabajo o incluso en patinete o bicicleta. Piensa que el resto del día lo vas a pasar sentado en una silla, así que al menos es necesario que pongas en marcha todo tu organismo desde buena mañana. Si necesitas utilizar el transporte público, bájate una parada antes y camina el tramo que quede hasta tu lugar de trabajo. Tu corazón lo agradecerá, al igual que el resto de tu organismo, ya que es considerado como ejercicio cardiovascular.

2. Intenta hacer pequeños descansos, y en ellos, pasear un poco por la oficina o el exterior del edificio (siempre suelen haber parques en las cercanías, por ejemplo). Tus piernas lo agradecerán, evitando la aparición de molestas varices, hinchazón, trombosis… Además puedes aprovechar y tomar algo de agua fresca junto a un pequeño snack nutritivo que puedes adquirir en tiendas de dietética como HSN Store, deshaciéndote momentáneamente del estrés y la ansiedad, así como del adormecimiento.

3. Aunque no estés en los descansos, también puedes aprovechar la oportunidad de hacer pequeños movimientos de cuello, hombros, muñecas, caderas, muslos e incluso de gemelos y tobillos estando sentado. De este modo, evitarás el entumecimiento de tu cuerpo y posibles contracturas, normalmente localizadas en espalda y cervicales. Prueba a contraer la tripa durante algunos segundos y luego relajarla; de esta manera estarás siendo activo aunque estés sentado frente al ordenador.

4.Muévete por la oficina. Aprovecha y estira las piernas levantándote para realizar algunas gestiones relacionadas con tu trabajo. Evitarás pasar horas sentado como una planta en la silla, sin poder moverte y encogiéndote en ti mismo hasta la extenuación.

5. No subas en ascensor. Contrarresta las horas que has pasado sentado o esas calorías de más en comidas rápidas durante el descanso subiendo las escaleras. Cuanto más te acomodes peor, especialmente a largo plazo.

6. Intenta realizar ejercicio de camino a casa, especialmente si no has podido realizarlo por la mañana para llegar al trabajo. Un paseo siempre sienta bien, y no solo físicamente, sino también mentalmente, a nivel psicológico. Te mantienes en forma, haces un poco de ejercicio cardiovascular, sociabilizas y llegas a tu hogar de mucho mejor humor y con menos estrés.

Esperamos haberte ayudado con estas pequeñas claves y que puedas sentirte mejor tanto antes como después del trabajo, pues ya lo decían los sabios: «Mens sana in corpore sano».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios