ABC DESCUENTOS HSN Store: Tres consejos para mantener tu línea comiendo fuera

Tal y como sucede con el pesado tópico de la depresión post-vacacional, también se ha extendido el insólito hecho de engordar y descuidar nuestra línea durante las vacaciones

ABC DESCUENTOS: 
HSN Store: Tres consejos para mantener tu línea comiendo fuera
ABC DESCUENTOS - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Tal y como sucede con el pesado tópico de la depresión post-vacacional, también se ha extendido el insólito hecho de engordar y descuidar nuestra línea durante las vacaciones. Sin embargo, quizá toca romper con ello y demostrar que es totalmente compatible comer fuera, y a su vez, estar en forma. He aquí tres útiles consejos para cuidar la línea durante las vacaciones:

1. Allí donde vayas, encontrarás formas de contrarrestar las comilonas veraniegas a las que hayas sucumbido. Un castillo a ras del mar, playas, ciudades históricas, parques y bosques impresionantes, altísimas montañas… no importa qué destino elijas, siempre encontrarás la oportunidad de contrarrestar esas calorías de más con ejercicio y diversión. Visita esos castillos, pasea por los parques, nada, escala montañas solo por el placer de contemplar sus vistas y sentir el aire puro sobre la piel. Ejercicio y diversión no van reñidos, sino de la mano, y ayudan a compensar esas calorías extra que hayas ingerido.

2. Equilibra, regula, compensa. Si te has excedido en la comida, procura tomar un refrescante y saludable tentempié (como batidos de fruta o granizados) por la tarde mientras tomas el sol o realizas un poco de ejercicio durante tus visitas turísticas. De esta forma, durante la cena no te sentirás con la imperiosa necesidad de comer desenfrenadamente. Además, te ayudará a sobrellevar el calor. Una cena ligera y fresca puede sentarte mucho mejor que una comilona grasienta y calórica que tardarás horas en digerir.

3. Toma medidas. Si sabes que para ti va a ser difícil no ceder ante las constantes tentaciones (bocadillos, refrescos con azúcar, dulces, rebozados…) intenta realmente mentalizarte y ser consciente de las tentaciones que surgirán durante el viaje. Asimílalo, conciénciate. De ese modo, y una vez ya estés en tu destino, podrás relajarte y simplemente mantener la guardia. Si sabes que vas a excederte en determinados momentos del día, contrarréstalo después con las comidas restantes. Recuerda que no ocurre nada por pequeños caprichos, pero sí se convierte en un problema cuando eres incapaz de mentalizarte y decir «no» el resto del día. Mantén la guardia y sé capaz de rechazar los excesos sin arruinarte a ti mismo las vacaciones.

¿No parece tan complicado, no? Pues ahora ya tienes todas las claves necesarias para mantenerte a ralla durante las vacaciones. ¡Y no olvides que también puedes complementar tu dieta con productos naturales enriquecidos con omega-3, los cuales ayudan a controlar el colesterol! Consulta tu tienda de nutrición deportiva favorita y hazte con los mejores suplementos para esas ocasiones. Anota, haz las maletas, y disfruta de tu momento: te lo mereces.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios