YouTubeYouTube: Así se hacen los mejores aviones de papel del mundo

John M. Collins ostenta el récord mundial de distancia recorrida por un avión de papel

Actualizado:

Millones de niños, en distintas épocas y en los cinco continentes, se han divertido jugando con aviones de papel. Hay algo mágico en eso de fabricar una 'máquina voladora' a partir de un folio, una hoja de libreta o incluso un folleto publicitario. ¿Quién no ha desafiado a sus amigos para comprobar quién diseña el aeroplano capaz de recorrer más distancia? Seguro que has tenido al menos un compañero con cierta habilidad para surcar los aires con un trozo de papel, pero sería un amateur al lado de John M. Collins, la mayor eminencia mundial en este terreno.

Este americano ha llevado su destreza tan lejos como ha podido. Su afición a la papiroflexia se remonta a su niñez; y con el paso del tiempo, el diseño de aviones pasó a convertirse en poco menos que una obsesión para él. Comenzó a estudiar origami y nuevas técnicas, a usar herramientas para mejorar sus proyectos, a aplicar razonamientos científicos en la construcción de sus naves. Así hasta que en febrero de 2012 batió el récord mundial de distancia recorrida con un avión de papel.

Con Joe Ayoob como lanzador, el avión cuidadosamente construido por John M. Collins voló nada menos que 69.14 metros en las instalaciones de la base aérea McClellan, en California. Una gesta que fue para Collins un impulso definitivo. En 2016 abandonó su empleo en la televisión, medio en el que trabajaba desde 1979, para dedicarse a tiempo completo a aquello que realmente le apasionaba. En su blog The Paper Airplane Guy relata todas las iniciativas que pone en marcha gracias a sus pequeños aparatos.

Ha dado conferencias en universidades y grandes empresas, ha publicado libros compartiendo sus conocimientos y sus creaciones han llegado a aparecer en películas. También cuenta con un canal de YouTube en el que enseña cómo se hacen los mejores aviones de papel del mundo. El vídeo en el que explica cómo hacer la nave con la que batió el récord Guinness es el más exitoso, con más de siete millones y medio de reproducciones. «Algún día, alguien a quien enseño romperá mi récord. ¿Cómo lo hará? Nadie lo sabe. Sólo sé que lo hará», admite.

«Los aviones de papel tienen incorporado el método científico. Te suplican que te pongas a experimentar. La esperanza de nuestro mundo está en manos de los científicos. Necesitamos de ellos todo lo que puedan darnos. No tenemos cerebros de repuesto en nuestro planeta», comenta John M. Collins, convencido de que el arte de fabricar aviones de papel es algo más que una simple diversión. «Te conduce a una manera de pensar estructurada. Es uno de los laboratorios más baratos que existen, prácticamente gratuito», defiende.