El niño chino congelado que tenía que andar una hora hasta el colegio consigue 15.000 dólares en ayudas

La imagen de Wang Fuman ha conmovido a muchos usuarios de redes sociales en China, que no han dudado en ayudarle

Actualizado:

Wang Fuman, el niño que conmovió a China con una fotografía en la que aparece congelado tras tener que caminar una hora hasta el colegio, ha conseguido 15.000 dólares en ayudas para que pueda mejorar su situación y no tenga que andar tal distancia con temperaturas bajo cero.

Desde que se publicó la imagen, han sido muchas las llamadas que los allegados del pequeño han recibido para ofrecer su ayuda. Además, una nueva fotografía ha inundado las redes sociales, en la que se aprecia cómo le ponen unas manoplas al niño para que vaya más abrigado.

La historia de Wang impresionó a China, ya que sus profesores captaron una imagen del pequeño con el pelo cubierto de hielo, por el frío que había pasado al tener que andar 4,5 kilómetros hasta el colegio a nueve grados bajo cero.

Wang es un «niño abandonado», un término usado en China para referirse a niños de familias pobres cuyos padres trabajan en ciudades fuera de casa. Vive con su hermana mayor y abuela.

Además del dinero, procedente de un fondo impulsado por las autoridades locales y por un fondo de desarrollo juvenil, muchos usuarios no dudaron en donarle ropa al ver su foto.