El mensaje de WhatsApp que todo el mundo comparte para explicar a los niños qué es la Navidad

La carta se publicó primero en Facebook hace un par de años, pero ahora se ha viralizado por WhatsApp

Actualizado:

No es un mensaje nuevo, ya que hace dos años se publicó en Facebook y se hizo viral con más de 200.000 comparticiones, pero ahora ha vuelto a pasar de móvil a móvil gracias a WhatsApp.

La proximidad de la Navidad ha hecho posible que este mensaje, que intenta explicar qué significan estas fechas a los niños, se vuelva a compartir, y la razón es que muchos padres se enfrentan en estas fechas a preguntas complicadas por parte de sus hijos. Para reponder a estas cuestiones espinosas puede ayudar este mensaje que, para algunos, se ha convertido en un manual para actuar en estos casos.

Esta es la carta entera:

- Mamá, mamá… Ana dice que los Reyes Magos son los padres, ¿es verdad?

La madre de Alejandro sonríe, le da un beso y le dice:

- Mira Alejandro. Tengo que enseñarte algo que guardo en este cajón desde hace 10 años.

Su madre saca del cajón un sobre blanco. Lo abre y le dice a Alejandro:

- Esta carta la recibimos en casa el día en que naciste. Es una carta escrita por los Reyes Magos y que nos piden que les hagamos tres favores. ¿Quieres que te la lea?

- ¡Sí mamá, por favor! ¿Qué quieren los Reyes Magos de vosotros?

- Pues escucha y lo sabrás. Así dice la carta:

Apreciados mamá y papá de Alejandro.

Somos los Reyes Magos. Sabemos que acaba de nacer Alejandro. Es un niño precioso que os va a hacer muy felices a las dos. Ya sabéis que cada seis de enero nosotros vamos en silencio a casa de todos los niños y les dejamos unos regalitos para celebrar la Navidad y lo bien que se han portado ese año y para decirles lo orgullosos que estamos de ellos.

Pero a partir de ahora no podremos hacerlo porque estamos muy viejecitos y cada vez hay más y más niños en este mundo. No podemos ir a casa de todos. Ya estamos muy mayores y necesitamos pediros tres favores muy importantes:

Primer favor: Que nos ayudéis a poner los regalos a los niños. Cada padre y madre harán nuestro trabajo cada Navidad: leerán las cartas de sus hijos e hijas y, con la misma ilusión que la nuestra, les pondrán los regalos como si fuéramos nosotros. Así todos los niños del mundo tendrán sus regalos y nosotros podremos descansar y ver, desde lo lejos, sus caritas de alegría.

Segundo favor: Como esto es un gran secreto, no se lo podréis decir a Alejandro hasta que cumpla los 10 años u os lo pregunte. Cuando tenga esta edad, ya será mayor y sabrá guardar este secreto. Los niños pequeños no deben saber que nosotros ya no podemos poner los regalos y que son los padres y madres los que nos ayudan porque sino, ¿qué pensarán de nosotros? ¿Dónde estará la magia? El secreto se ha de decir solo a los niños responsables, a los que ya pueden entender que nosotros les queremos mucho y que por eso pedimos ayuda a los mayores, las personas que más les quieren a ellos.

Tercer favor: Algunos padres que nos ayudan están enfermos o no tienen dinero para comprar regalos a sus hijos. Y también hay niños que no tienen la suerte de tener dos papás o dos mamás. Por eso, necesitamos que vuestros hijos se conviertan ‘un poquito’ en Reyes Magos y compartan algunos regalos con los niños que no tienen tanta suerte como ellos.

Nada más. ¿No es demasiado, verdad? Cuando Alejandro te pregunte por primera vez quiénes son los Reyes Magos léele esta carta. Entenderá por qué nosotros hemos confiado en vosotros para hacer nuestro trabajo: porque sois las personas que más le queréis en el mundo y que mejor pueden ver su enorme y bondadoso corazón de perla.

Melchor, Gaspar y Baltasar.