Actualidad

El hombre que robó un banco porque prefería la cárcel que vivir con su esposa

Tras discutir con su cónyuge, asaltó el banco a mano armada y esperó su detención

Lawrence John Ripple
Lawrence John Ripple - ABC
BITACORAS Madrid - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Cuando dos personas deciden construir una vida en pareja, lo natural es que tomen esa decisión porque están seguros de que juntos encontrarán la felicidad. Pero, como todo el mundo sabe, un matrimonio no siempre acaba resultando según lo esperado. En ocasiones puede convertirse en todo lo contrario, en una auténtica pesadilla para dos personas incompatibles. Lo que parece exagerado es preferir la cárcel que seguir viviendo junto al cónyuge. Sin embargo, nuestro protagonista del día llegó exactamente a esa conclusión.

El blog Law Newz nos cuenta el surrealista caso de Lawrence John Ripple, un hombre de 70 años que consideró que pasar el resto de su vida entre rejas era mejor que continuar compartiendo techo con su esposa. Este anciano ha dejado sin palabras a la justicia de Kansas, que no termina de saber cómo actuar ante una situación tan extraña. Los hechos tuvieron lugar el pasado 2 de septiembre, cuando Ripple entró en una sucursal bancaria decidido a conseguir un billete de entrada en prisión.

Según relata la denuncia, que puede consultarse en Scribd, Lawrence se dirigió a una de las ventanillas del banco portando una nota en la mano. «Tengo una pistola. Dame el dinero», podía leerse en el papel que entregó a la cajera. Evitando poner en peligro su propia integridad física, la trabajadora de la sucursal reunió 2.924 dólares en metálico y los entregó al peculiar ladrón sin oponer resistencia. Cuando el hombre se dio la vuelta para irse, la cajera activó la alarma para avisar a la policía.

Fue entonces cuando sucedió lo inesperado, tal como demuestran las grabaciones de las cámaras de vigilancia del banco. En lugar de darse a la fuga, Lawrence Ripple se encaminó a uno de los recibidores del edificio. Cuando vio que un empleado de seguridad se acercaba corriendo, le hizo señas y le dijo que él era «el hombre que estaba buscando». Algo desorientado, el agente se limitó a retener al criminal hasta la llegada de la policía y la ejecución del pertinente arresto.

«Durante el interrogatorio Ripple confesó que había discutido con su esposa en casa y que no quería seguir en esa situación», explica Eric Beltz, agente del FBI encargado del caso, «Ripple escribió la nota delante de su esposa Remedios y le dijo que prefería vivir en la cárcel que con ella. Entonces fue al banco y llevó a cabo el robo». Por ahora no se sabe qué ocurrirá con este insólito ladrón, pero sin duda, está muy cerca de alcanzar su estrambótico objetivo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios