Actualidad

La cafetería vegana «por y para mujeres» que cobra un 18% más a los hombres

El local genera debate en las redes sociales con su peculiar «impuesto de género», que pretende visibilizar la brecha salarial

La cafetería vegana «por y para mujeres» que cobra un 18% más a los hombres
BITÁCORAS Madrid - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Estás en una ciudad o en un barrio que no conoces y te apetece tomar un café. ¿Qué haces? La mayoría tomaría asiento en el primer bar que encontrase. Quizá haya quien se detenga a elegir uno con terraza, que no esté demasiado lleno o que ofrezca wifi de manera gratuita. Pero todo cambia, incluso las cafeterías de toda la vida; y cada vez resulta más frecuente que estos locales adopten normas que se alejan de aquello a lo que estamos acostumbrados. El último ejemplo es el de un café que cobra un «impuesto» extra únicamente a los hombres.

El blog Smart Company nos habla de este caso, que está siendo objeto de discusión en las redes sociales. Se trata del «Handsome Her Cafe» en Melbourne, Australia; que según su propietaria Alex O'Brien es un negocio creado «por y para mujeres». No impide la entrada a hombres, pero síincluye en sus cuentas un cargo adicional del 18%. Varios estudios indican que esa es la diferencia salarial en Australia entre mujeres y hombres que realizan trabajos similares. La intención de Alex es dar visibilidad a esa brecha.

En esta cafetería vegana, de todas formas, el impuesto no es permanente. Su vigencia se limita a una semana cada mes, en la que un gran letrero lo incluye entre las tres reglas de la casa. La primera establece que las mujeres tienen prioridad para ocupar los asientos. La segunda es el mencionado cargo extra a los hombres. La tercera, por último, recuerda que el respeto debe ser mutuo, fluir en las dos direcciones. «Ponemos este tema ante los ojos de la gente. Creo que ayuda a que los hombres se cuestionen sus privilegios», explica la dueña.

Lo recaudado a través del peculiar impuesto no termina en sus bolsillos, sino que es donado a una organización sin ánimo de lucro que presta ayuda a mujeres en situaciones de necesidad. También esto se anuncia de antemano a los clientes, que saben a dónde va a parar ese dinero. «Si no quieren pagarlo, no los echamos del local. Solo les ofrecemos una oportunidad de hacer algo bueno», subraya Alex O'Brien, que asegura que hasta la fecha ningún varón se ha negado a desembolsar ese 18% adicional.

La idea ha sido aplaudida por quienes opinan que es preciso poner en primer plano el problema de las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Los críticos, por contra, argumentan que la medida no hace más que aportar la confrontación. Sea como sea, se trata de un nuevo caso de un local de hostelería que trata de ir un paso más allá y asumir compromisos sociales. La semana pasada ya hablamos en esta misma sección de otro local controvertido, un restaurante que no permite beber a los padres en presencia de sus hijos.

Toda la actualidad en portada

comentarios