Real Madrid Zidane ignora a Piqué: «Yo no voy a hablar de los árbitros»

El entrenador francés se centra en su equipo y en el partido contra el Granada, en el que Cristiano ofrecerá su cuarto Balón de oro y volverá al once tras su descanso frente al Sevilla

Real Madrid: 
Zidane ignora a Piqué: «Yo no voy a hablar de los árbitros»
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

Zidane, centrado ahora en no recibir goles y apuntalar el potencial defensivo, cumple su año más feliz al mando de un equipo. El reto más difícil, el Real Madrid, es el reto de su brillantez como entrenador. El francés es líder de la Liga y suma 38 encuentros invicto. Si mañana no pierde ante el Granada alcanzará la plusmarca española de partidos sin caer e igualará el récord de Luis Enrique, que fue cortado precisamente con el triunfo del Real Madrid en Barcelona por 1-2 la primavera pasada.

No contestó a Piqué y su queja arbitral, aunque el Barcelona jugara contra nueve y no marcara ni un gol: «No voy a entrar en ese debate, no hablaré de los árbitros»

Precisamente, el francés fue interpelado ante la queja de Piqué dejando entrever que los árbitro benefician al Real Madrid y perjudican al Barcelona, que jugó contra nueve hombres del Athletic durante veinte minutos y no consiguió hacer ni un gol. «No voy a hablar de los árbitros, no voy a entrar en ese debate».

Cristiano regresa al once, según anunció el técnico, en su temporada menos cargada. El preparador blanco ha conseguido el objetivo que hizo doblar la rodilla a Benítez, a Ancelotti y a Mourinho: regular al jugador portugués. El francés ha convencido a Ronaldo para no jugarlo todo. Y el Balón de Oro, que ofrecerá hoy su trofeo a la afición del Bernabéu, no se enfrentó al Sevilla en la Copa y hoy vuelve con la presunción de descansar también en el duelo de vuelta frente al Sevilla en la Copa, con el fin de jugar tres días después el enfrentamiento liguero ante el propio club sevillano. Su entrenador valoró ese reparto de esfuerzos: «Quiero a Cristiano para setenta partido y debo regularlo».

El técnico analizó ese cambio de rol de su líder, que ahora juega más como delantero centro que como extremo: «Sí, ha jugado más como nueve. Según las necesidades del equipo». Se le cuestionó si el portugués anotara más goles desde esa posición: «Es difícil que consiga más, pues son muchos. Ojalá».

Es tal el cúmulo de bajas del Madrid que Casemiro es el central de urgencia si Varane o Nacho se lesionaran, pues Ramos está sancionado y Pepe se encuentra lesionado.

La tez risueña de Zidane refleja un hombre que es feliz en un cargo que a muchos les envejece. Parece que al marsellés le rejuvenece: «El sufrimiento lo llevo por dentro y sonrío por fuera», adujo con humor. Después subrayó su felicidad por pertenecer al Real Madrid: «Yo disfruto en el Real Madrid, es el no va más, no puedo alcanzar nada más importante. He jugado aquí y nada más llegar, bueno, unos meses después (al principio sufrió silbidos), disfruté para siempre. Gané la Champions en el primer año. Estuve como ayudante de Ancelotti y gané otra Champions. Ahora llevo un año de primer entrenador y he ganado tres títulos, y otra Champions. Soy feliz».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios