Real Madrid

Las tres lecciones que ha aprendido el Real Madrid

Los blancos recuperaron a Cristiano, Bale y Benzema, pero regaló tres empates por pasividad en los marcajes, fallos, blandura en defensa

Modric, Kroos y Ramos, tras el 2-2
Modric, Kroos y Ramos, tras el 2-2 - REUTERS
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

Es raro que el Real Madrid cometa los mismos errores de forma consecutiva en tres partidos. El campeón de Europa tiene un crédito internacional que se basa en la capacidad y en la experiencia adquirida durante sesenta años de Copas de Europa para realizar pocos fallos y corregirlos inmediatamente. Zidane estaba molesto tras el empate «amarillo» del Borussia Dortmund porque sabía que su equipo había dejado escapar tres victorias (y un récord) por tropezar en la misma piedra. Cristiano, Bale y Benzema rindieron como les corresponde, camino de su mejor forma, y el Real Madrid no ganó por nuevos fallos atrás. El entrenador tomará cartas en el asunto, con trabajo especial con Modric, Kroos y los centrales.

Cristiano, Bale y Benzema rindieron como les corresponde; ahora falta que mejore el sistema defensivo

Frente al Villarreal soportó dos errores morrocotudos de sus centrales, Varane y Ramos, que propiciaron el 0-1 de Bruno y jugar a remolque todo el encuentro. Pudo ganar, a pesar de todo, y no lo consiguió. Y donde mereció vencer fue en Dortmund y en Las Palmas, campos en los que mandó hasta el final para conceder dos puntos por deficiencias de marcaje que permitieron los disparos de Araujo y Schurrle. Regalos que comenzaron antes, tanto en Las Palmas como en Dortmund, al permitir el 1-1 de Tana en Canarias, en un remate a placer, y el 1-1 de Aubameyang en un fatal despeje de puños de Navas. Nunca el Madrid fue tan generoso.

El entrenador blanco está enfadado, porque conoce bien esos presentes que él nunca habría regalado: inactividad en los marcajes, pasividad general frente al ataque rival, falta del sentido de la anticipación, desconcentración, ausencia de carácter y fallos importantes que no son normales.

Hacer la labor de Casemiro

El Real Madrid no ha ganado estos tres partidos por ser blandito en defensa. Y Zidane se pone duro. Esa letanía le ha costado cuatro puntos en Liga que pueden salirle caros en mayo. Ha expresado que los tiene en la cabeza. Y no para de darle vueltas a esos problemas del sistema destructivo que le han costado otros dos puntos en Champions en una clasificación apretada junto al Sporting luso y el Borussia Dortmund. Uno de los tres no pasará a la fase final de la Copa de Europa.

La sombra de Casemiro es alargada. El trabajo que el brasileño ejecuta en el Real Madrid para cortar el contragolpe enemigo es impresionante. Muchos no lo han valorado. Zidane, que algo sabe de este negocio, le alineaba siempre porque le quitaba el dolor de cabeza antes y después de los partidos. Si «Case» estaba, Zinedine no sentía preocupación. Siega por dos. Kroos y Modric se duplican hoy en se cometido. Y no dan abasto. «Zizou» trabajará para que ambos sean más expeditivos. Y para que la zaga tenga la dureza, adrenalina y concentración que requiere el Real Madrid.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios