Real Madrid-Villarreal Se echa de menos al director

El Madrid acusó la ausencia de Modric, el hombre que más recursos tiene para abrir defensas con su regate y sus pases cruzados

Zidane, durante el partido ante al Villarreal
Zidane, durante el partido ante al Villarreal - EFE
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

El Real Madrid no jugó bien en el primer tiempo y evidenció una falta de creatividad que tenía un nombre ausente: Modric. El centrocampista croata es imprescindible en el esquema de Zinedine Zidane y se notó frente al Villarreal.

Zidane se siente identificado con «Luka», es su otro yo en el césped, y frente al conjunto amarillo faltaron las ideas del jugador que lleva la batuta

«Luka», como le denomina el vestuario, es el constructor del fútbol madridista desde la pasada temporada. Anteriormente, con Ancelotti, ejerció en un doble pivote con Toni Kroos. Benítez le convirtió en director. Zidane ha perpetuado esa misión dando a su compañero alemán una función ofensiva, porque Casemiro es el pivote actual. Ayer se notó que Modric no estaba. No hubo ideas ni pases interiores que dieran empaque al equipo en ataque. Fue todo previsible hasta la entrada de Morata y Lucas. Ramos y Varane fallaron y notaron la ausencia de Modric y de Casemiro.

El croata busca toda clase de recursos

El Real Madrid lo fichó en 2012 y Mourinho le dio los galones. Ancelotti retrasó su posición para que creara desde atrás, como medio centro. Benitez le devolvió el mando. Zidane le reconoce como su otro yo en el césped. Y ahora es insustituible.

El francés le dio descanso ante el cuadro castellonense porque le quería fresco para Las Palmas. Y el Madrid le echó de menos ayer. No hay relevo para Luka. Kroos intentó hacer esa labor. Conduce bien el fútbol, pero no es un jugador que ejecute esa función de construir fútbol para encontrar pasillos. Modric solo hay uno.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios