Real Madrid-Villarreal Casilla hace dudar a Zidane

El alto rendimiento de Kiko le da opciones de seguir con minutos cuando vuelva Keylor

Real Madrid-Villarreal: 
Casilla hace dudar a Zidane

Con solo 23 años, el fútbol español estuvo cerca de dejar por el camino a uno de sus mejores porteros. Kiko Casilla acababa de ascender con el Cádiz a Segunda , pero resultó ser un ingrato viaje de ida y vuelta en el que la afición gaditana decidió hacerle la vida imposible al catalán.

Fue una época dura para el hoy guardameta del Real Madrid. En ese momento, su mujer estaba embarazada de Ainara, su única hija, y familiares y amigos poco podían hacer a más de mil kilómetros de distancia. Se vieron solos e injustamente tratados en un momento delicado: «Descendimos y la afición me puso en el punto de mira. La tomó conmigo. Sufrí tanto que estuve a punto de dejar el fútbol», recuerda Kiko de aquella época.

Entonces, lo último que se le pasaba por la cabeza es que siete años después sería el portero titular del Real Madrid. Pero así es. La absurda guerra civil que enfrentó a los seguidores de Casillas y Diego López acabó con ambos fuera del club y con Keylor y Kiko ocupando sus vacíos. La pasada temporada, Navas fue el elegido, tanto por Benítez como por Zidane, pero una lesión del costarricense en el talón de Aquiles de su pie izquierdo le ha abierto a Casilla las puertas de la titularidad, y el catalán ha respondido con paradas decisivas y actuaciones globales de elevada calificación: «Lo que más me gusta de Kiko es que es un portero que no tiene miedo. Si tiene que jugar con los pies, juega con los pies; si tiene que ir por arriba, no tiene miedo ninguno en salir e ir por arriba. Cuenta con la total confianza de sus compañeros y la mía», explica Zidane.

Keylor, en la recta final

Navas lleva entrenándose junto al resto de sus compañeros desde hace ya un par de semanas y, salvo recaída o contratiempo de última hora, podría estar a disposición del técnico galo la próxima semana, justo antes del nuevo parón de selecciones, que se producirá en las dos primeras semanas de octubre. Un nuevo quebradero de cabeza para Zidane, sabedor de que no será una decisión sencilla: «Aquí todos los jugadores son importantes. Lo estoy demostrando. Dependerá del partido, la situación y la competición, pero va a haber rotaciones en todas las posiciones», explicaba ayer el entrenador francés.

Keylor tendrá en breve el alta competitiva, y la idea es que se asiente de nuevo en la titularidad. Pero Zidane comenta de puertas para dentro que Casilla está siendo clave en este inicio de campaña y sabe que la Copa del Rey sería poco premio para el portero catalán. De momento, mientras medita sus próximos pasos respecto a la portería blanca, prefiere resaltar el buen ambiente entre sus tres guardametas, una realidad totalmente opuesta al clima bélico vivido al principio de la década: «Kiko es un chico que aprende de Keylor cada día. Además, entre ellos hay buen rollo y eso es fenomenal para el grupo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios