Real Madrid Kroos y Modric, dos batutas por si «rompen» una

Zidane cubrirá la baja de Casemiro con un esquema 4-2-3-1 y dos pivotes que serán defensivos y a la vez se repartirán la batuta

Real Madrid: 
Kroos y Modric, dos batutas por si «rompen» una
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

Kroos y Modric, dos directores por si anulan a uno. Ese es el cambio estratégico más importante de la era Zidane desde que llegó al Real Madrid el 4 de enero de este año.

La baja de Casemiro ha supuesto que el entrenador haya decidido jugar con un esquema 4-2-3-1 mientras el brasileño no pueda jugar. Kroos y Modric ejercen de pivotes destructivos y a su vez de constructores de fútbol, el croata por la derecha y el alemán por la izquierda.

El argumento es que haya un segundo director por si el rival anula al primero, como le sucedió a Modric en Las Palmas, donde Kroos fue más protagonista. Ambos crean el juego y no suben al ataque, pues tienen una labor esencial de cortafuegos del contragolpe enemigo. Mañana tienen un duro examen en Dortmund.

Lucas y Morata, ejemplo de labor defensiva

El primer experimento, en Las Palmas, ofreció a Toni Kroos como director escorado a la izquierda, mientras Modric intentaba evadirse del marcaje sufrido. No pudo. Ante la situación, Kroos se colocó en una posición más céntrica con el fin de tomar las riendas. El líder de la Liga dominó con el germano al frente, pero el Real Madrid no supo rematar el partido. Y el fallo defensivo general del equipo permitió el empate canario.

Zidane ha explicado a sus jugadores que no pueden repetir esos errores en Dortmund si quieren aspirar a conquistar la primera Liga de Campeones consecutiva de la historia. Lucas y Morata son los modelos de Zinedine como delanteros con mejor labor defensiva.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios