Real Madrid Cristiano no estaba acabado

El portugués se encuentra molesto con esas críticas parciales y contestó en el campo con otro gol en Champions. «En dos semanas estará al cien por cien»

Bale, que le dio el pase de tacón, celebra su gol en Dortmund
Bale, que le dio el pase de tacón, celebra su gol en Dortmund - EFE
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

Campeón de Europa con el Real Madrid, ganador de la Eurocopa con Portugal, Cristiano Ronaldo no entiende cómo se puede decir de él tres meses después que es un futbolista acabado. Sabe que en la guerra mediática de trincheras será siempre el máximo enemigo del antimadridismo, pero ni siquiera con la premisa de la parcialidad comprende que se diga que nunca volverá a rendir como hace meses. El portugués está molesto por unas críticas que considera muy injustas, centradas más en el odio personal que en los aspectos futbolísticos. Unas acusaciones que olvidaban ya su reciente golazo al Sporting de Portugal que supuso tres puntos fundamentales en la copa de Europa. El delantero deseaba contestar en el césped. Lo hizo en Dortmund, en el partido más importante de la temporada. Marcó otro gol, el 95 en la Champions, tuvo otro, le anularon un tercero y comenzó a rendir al nivel que le acredita, ayudado por dos grandes escuderos, Bale y Benzema.

El líder del también menospreciado Real Madrid (se dijo que sería goleado en Dortmund) reapareció el 10 de septiembre, tras recuperarse de su lesión de rodilla, y manifestó en el ámbito interno que necesitaría siete partidos para estar a punto. Ha disputado cinco y ha marcado tres tantos, dos en la Copa de Europa y uno en Liga. En el segundo tiempo de Las Palmas comenzamos a ver destellos del mejor Ronaldo, penetrante por las bandas, protagonista del pase que Benzema tradujo en gol. En Alemania dio otro salto adelante. «El 18 de octubre, frente al Legia de Varsovia, estará al cien por cien», destaca uno de los hombres de Zidane. «En dos semanas estará al cien por cien». Ese encuentro se disputará a puerta cerrada, pues la UEFA ha castigado al club polaco por cánticos racistas en su estadio.

Su selección le necesita

El artillero ejecuta su pretemporada en plena competición y esa realidad «tampoco se valora», analiza Ronaldo. El domingo jugará frente al Éibar con la intención de «equilibrar» su estadística goleadora, que solo suma una diana en los tres partidos ligueros que ha disfrutado. En Europa si mantiene su regularidad histórica, dos tantos en dos encuentros. En el Real Madrid acumula 367 goles en 353 partidos.

Después del encuentro ante el conjunto guipuzcoano se concentrará con Portugal, que necesita de su estrella tras perder en Suiza por 2-0 el primer duelo clasificatorio para el Mundial de Rusia. Cristiano no compite con su selección desde la final de la Eurocopa y los dos próximos compromisos con la rojiverde le ayudarán en su puesta a punto.

Una imagen denostada

«Se dedica en cuerpo y alma desde niño a ser el mejor futbolista del mundo», subraya Florentino Pérez. Esos ataques en su contra también se alimentan de una imagen falsificada. El futbolista reflexiona en privado que a él le gusta «estar tranquilo, en casa y con amigos y familiares», pero la gente piensa que a las estrellas como él «solo les gusta salir de noche, tirar el dinero y estar con mujeres, y no es su caso, pero eso no interesa decirlo», manifiestan las personas que conviven con él. Cristiano, por ejemplo, rechaza el alcohol. Su padre murió de una enfermedad relacionada con la bebida en 2005. Ronaldo tenía 20 años. Fue uno de los golpes más duros de su vida. Se concentró en triunfar en el fútbol. «Pero eso tampoco vende».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios