Real Madrid Las rotaciones rotan a Zidane

Su constante reparto de esfuerzos no evita el sufrimiento de seis bajas de jugadores titulares y el Real Madrid acusa tanta ausencia

Real Madrid: 
Las rotaciones rotan a Zidane
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

El reparto de esfuerzos de Zidane es sometido a examen. Los técnicos aseguran que las rotaciones demuestran su eficacia en la valoración de final de la temporada. Indican que no es válido juzgarlas en un tramo concreto de la temporada. Ahora mismo, el análisis parcial es injusto con el entrenador del Real Madrid. El hombre más cuidadoso a la hora de equilibrar los desgastes físicos de su plantilla se ha visto maltratado por seis lesiones en un mes. El responsable del conjunto blanco opina que el maratón de siete encuentros en veintitrés días ha sido letal. Miren que él avisó el 9 de septiembre, en el preludio del primer encuentro de los siete, frente al Osasuna: «Viene siete partidos en tres semanas y hay que jugar siempre con un equipo fresco». Casemiro y Luka Modric sufrieron golpes graves en la visita al Español que se convirtieron en lesiones graves. Fue el comienzo del fin. Ni cristiano ni Bale han podido frenar la tendencia.

Allí, en Cornellá se acabó la racha de victorias, dieciséis. Después llegaron las dolencias musculares de Marcelo, James Rodríguez y Benzema. Y el fuerte golpe sufrido por Varane. El colofón han sido cuatro empates que han obligado a Zidane a rotar por obligación, no por decisión propia. Y no es lo mismo.

Zidane no se justifica en las lesiones. Fue duro ante sus pupilos. «Si no luchamos y no ponemos intensidad, no hay nada que hacer. Con ponerse esta camiseta no basta»

El descenso de rendimiento se vislumbró frente al Villarreal. Sin el director, Modric, y sin el baluarte defensivo, Casemiro, el Real Madrid no encontró el camino para romper la defensa adversaria. La lesión de Marcelo en pleno partido restó más talento a un equipo que acusó los cambios forzados en su línea de flotación, el centro del campo, del que Marcelo es su cuarto mimbre en ataque.

Vistas las consecuencias, Modric regresó al once en Las Palmas. Estaba, no obstante, lesionado. Sufría una rotura de un fragmento condral rotuliano del cartílago de la rodilla izquierda. La sombra de Casemiro se hizo alargada. Segundo empate. El centrocampista croata se esforzó también para ser protagonista en Dortmund. Jugó bien. Casemiro siguió siendo el gran ausente. Sin su eficacia destructiva, al Madrid le hacen muchas ocasiones. Tercera igualada. Y en la cuarta, ante el Éibar, se produjo la segunda debacle física. James se rompió en el calentamiento. Benzema se dolió de un pinchazo y fue relevado en el descanso junto a Varane, víctima de un doloroso golpe. Zidane alineó dos onces inéditos, uno en cada tiempo. Y el Real Madrid pareció irreconocible, con una zaga formada por tres laterales, Danilo, Carvajal y Nacho, y un central, Pepe.

La bronca de «Zizou»

Zidane no se justifica en las bajas de seis titulares. Y podría hacerlo, porque nadie ha soportado seis en tres semanas. El responsable del Real Madrid dejó explicado el descenso de nivel con la bronca que echó a sus futbolistas tras el cuarto empate. «¿Os creéis superiores a los demás? Pues no lo sois. Hoy no se gana solo con calidad, os lo he dicho mil veces. Si no luchamos y ponemos intensidad, no hay nada que hacer. Con ponerse esta camiseta no basta». El francés estuvo duro. Pepe, el capitán, refrendó a su jefe. «Tenemos que jugar con mayor agresividad y entrega». Nada de peros, nada de lesiones. Directo. No quiere que las rotaciones puedan con él.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios