Real Madrid-Manchester United Ronaldo se apunta a la Supercopa

El portugués «está para jugar», según Zidane. Mourinho pone el morbo

Cristiano Ronaldo, en el entrenamiento de este lunes
Cristiano Ronaldo, en el entrenamiento de este lunes - Reuters
R. Ca√Īizares Skopje (Macedonia) - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

«Skopje no es África, pero casi», comenta el taxista que nos traslada del aeropuerto al hotel. Al menos ahora en verano no le falta razón. Una ola de fuego te atrapa en cuanto pones un pie fuera del aeropuerto. 41 grados a las dos de la tarde, que serán 35 esta noche, a la hora del partido. Ese es el sofocante calor que les espera esta noche a Real Madrid y Manchester United, que se juegan en el Phillip II la Supercopa de Europa, el primer título oficial de la temporada. [Horario y dónde ver]

A la cita se ha apuntado Cristiano Ronaldo, que solo 72 horas y tres entrenamientos después de poner fin a 37 días de vacaciones, huele a titular en la Supercopa de Europa. La noticia saltó ayer por la mañana, cuando Zidane decidió viajar a Skopje con toda la plantilla, inclusive el luso. En principio, tenía previsto trabajar toda la semana en Madrid para ponerse a tono de cara al domingo en el Camp Nou, ida de la Supercopa de España, pero Zidane le ha visto tan bien que tiene muchos números de jugar y ser titular ante el United: «Cristiano está físicamente como el día de la final de la Champions. Así que está para jugar. De lo contrario no hubiera venido».

La estrella blanca puede ser la gran novedad de un partido que se empezó a jugar ayer en la sala de prensa, como habitualmente le gusta a Mourinho. Será la primera vez, desde su abrupta salida en 2013, que el técnico portugués se mida en duelo oficial al Real Madrid.

[La huella borrada de Mourinho]

Y lo hará con la cabeza alta, aunque haya gente que siga minusvalorando su paso por el club blanco: «Desde que me fui, nunca he hablado mucho. He salido con la tranquilidad de quien ha dado todo. Y me fui sin ganas de lavar ropa sucia; no hablé de éste o del otro. Salí con paz de espíritu. En el Madrid di más de lo que di en ningún otro lado». Con esta actitud zen, Mourinho afronta la Supercopa en el papel que más le gusta, el de víctima. Y así no le ha ido mal. Tendrá que tener cuidado el Madrid: «Es todo un honor jugar contra el campeón de Europa. Además, cuando el campeón es el equipo con más historia y más trofeos, me hace aún más ilusión».

Toda la actualidad en portada

comentarios