Real Madrid

El Real Madrid hace escuela en Cuba

Se convierte en el primer club de fútbol del mundo en crear proyectos educativos y deportivos en la isla. Y solo es el comienzo

Butragueño, con los niños cubanos
Butragueño, con los niños cubanos - Realmadrid.com
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

Vestido de corto con una camiseta del Real Madrid. Parecía que Butragueño reaparecía para cubrir la baja de Morata. Pero el «Buitre» estaba en La Habana. Es el embajador del Real Madrid, que se ha convertido en el primer club de fútbol del mundo en desarrollar proyectos educativos y deportivos en Cuba, mano a mano con el Instituto Nacional de Deportes cubano. Como diría Bogart, es el comienzo de una gran amistad, porque la casa blanca extenderá su labor por toda la isla a través de su Fundación, el alma de un trabajo que ejecuta por todo el universo y que abarca ya cuatrocientos proyectos en 73 países.

Butragueño: «Transmitimos valores que son nuestro ADN, el respeto, el esfuerzo, trabajo en grupo, autocontrol y el liderazgo»

«Emilio», como le llamaban los niños con familiaridad, impartió parte de las lecciones de un curso dirigido a cien chavales y chavales cubanos. Jugó al fútbol y ofreció una lección magistral de lo que hace la Fundación Real Madrid. Tiene la clase de Isco, por él no pasan los años. Por él no pasan los años. «Ya sabe que nuestra misión no es crear solo escuelas de fútbol», señala Butragueño ante ABC. «Nuestro objetivo es la educación por medio de los valores del deporte que transmitimos en el Real Madrid. Y esos valores son el ADN del club. Por eso, en los cinco días del campus hemos expuesto los cinco valores que definen al Real Madrid: liderazgo, trabajo en equipo, esfuerzo, respeto al rival y autocontrol».

Los cien niños quisieron ligar jugada con el «Buitre» cuando participó durante una hora en una clase de fútbol con los niños. No hay mejor arma de captación.

Cantaron el himno

A «Emilio» le encantó que los cien futuros «Buitres» le recibieran cantando el himno de la décima. Lo entonaron mucho mejor que Bale, por supuesto, porque entendían todo lo que decían. A los muchachos y muchachas les gustó cuando el embajador del Real Madrid les explicó la razón de su apodo. Imitó a un buitre y los alumnos quedaron imbuidos de su profesor para siempre. El exfutbolista blanco les expuso que había viajado anteriormente a Cuba con su familia y que le encantaba la gente de la gran isla.

Cuatro cubanos en 1902

Sorprendió a todos los presentes al advertir que el Real Madrid se fundó en 1902 y en la primera plantilla había cuatro jugadores cubanos. «El béisbol es el primer deporte en el país, pero el fútbol se acerca a ese primer puesto y en algunas partes ya es el deporte rey. En eso tienen alguna culpa los éxitos de nuestro club. Aquí hay muchos madridistas». Allí estaban representantes de las peñas blancas en Cuba. La isla s la última actuación de una política que ya ayuda a doce mil niños en todo el mundo. Próxima parada, Irán. Nada menos. En ello se trabaja.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios