Real Madrid

De Pirri a Ramos, de capitán a capitán

El legendario jugador del Real Madrid de los años sesenta y setenta define al sevillano: «Sergio es el espíritu eterno del club»

Actualizado:

José Martínez Sánchez, Pirri, leyenda del Real Madrid de los años sesenta y setenta, ha valorado ante ABC la renovación de Sergio Ramos por el Real Madrid hasta 2021, cuando el central tendrá 35 año. Capitán en los años setenta, Pirri subraya la relevancia del sevillano en el equipo actual.

«Ramos representa esa actitud del Real Madrid de no rendirse nunca para buscar la victoria imposible hasta el final», señala el mítico centrocampista

«Esa renovación define su importancia. Capitán como lo fue Gento, como lo fue Zoco, como lo fue Amancio, como lo fui yo, como lo fueron Santillana y Camacho en un orden cronológico, jugadores con los que compartí vestuario, Ramos representa el espíritu del Real Madrid, esa actitud de no rendirse nunca para buscar la victoria imposible hasta el final que define al club. Ramos es la imagen actual del Real Madrid».

El centrocampista profundiza en la relevancia de ramo como líder y capitán: «Sergio es el líder del Real Madrid por su actitud dentro y fuera del campo, por su entrega y por la moral que inyecta al equipo para ganar cuando nadie cree en el triunfo. Es el capitán de esta gran época que disfruta el club. Un ejemplo para los jóvenes».

El mediocampista goleador que ganó la sexta Copa de Europa en 1966 jugó en los últimos años de su trayectoria madridsta, que finalizó en junio de 1980, como líbero, por detrás del central, para sacar el balón jugado al pie, esa estrategia que hoy es tan común en el Real Madrid y en el Barcelona, pero que entonces aplicaban muy pocos equipos. Pirri analiza las cualidades de Ramos: «Es un jugador fantástico, que ha aportado un rendimiento excelente. Seguro como defensa, líder para dirigir al equipo desde atrás, listo en el corte, certero en el pase y gran rematador de cabeza, Sergio suma todas las características técnicas esenciales que requiere el Real Madrid, pero junto a ellas son necesarias las virtudes del espíritu de lucha constante en busca del triunfo».

El ganador de la sexta Copa de Europa define técnicamente al sevillano: «Un jugador fantástico, de rendimiento excelente, seguro como defensa, líder para dirigir al equipo desde atrás y gran rematador de cabeza»

Rememora que esos goles en los minutos finales son la esencia que ha creado el mito del Real Madrid: «Ramos es carismático porque, como nosotros vivimos en otras etapas, pelea sin fin para conseguir goles y éxitos que ya nadie espera. Porque esos goles del minuto 93 que hoy remata Sergio los marcamos Di Stéfano, Gento, Amancio, Santillana y yo, por decirte algunos nombres, a lo largo de la historia. Son esas remontadas las que engendran la leyenda. Tras jugar dieciséis años en el Real Madrid, fui médico del club en la era de la quinta del Buitre, después he ejercido de director deportivo y en todas las épocas se mantuvo esa estirpe ganadora, de lucha sin desmayo».