Real Madrid

Kroos y Modric, los sacrificados del sistema

Zidane les coloca como doble pivote con el fin de defender más, correr más y cubrirse entre ambos sin dejar de aspirar a tener el balón en el esquema 4-2-3-1

Kroos y Modric, los sacrificados del sistema
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

La ausencia de Casemiro ha supuesto que Zidane haya revolucionado el sistema de juego del Real Madrid. El brasileño defiende por dos, casi como hacía Makelele hace un década (defendía por tres, decía el «Zizou» futbolista) y suplir su baja es muy difícil en un equipo formado por jugadores creativo por encima de todo.

Es un Real Madrid más directo, de mayor contragolpe, menos dominante y ese 4-2-3-1 requiere un esfuerzo físico añadido

El francés ha recurrido al esquema que vivió con Ancelotti en la temporada 2013-14. Ha colocado a Kroos y Modric como medios centro para ejecutar el trabajo que realizaba Casemiro. Pero los últimos tres empates del campeón de Europa han demostrado que no es suficiente. El conjunto blanco no defiende tanto como hace tres semanas, corre menos y tampoco tiene la posesión de balón de antaño. El responsable del equipo toma medidas.

La BBC debe defender como en Dortmund

Lo primero que ha hecho es exigir a Modric y Kroos que muerdan más y que corran más para cortar el contragolpe enemigo. Y lo segundo que les ha rogado es conseguir la posesión de balón y dirigir el fútbol ofensivo. El croata y el alemán tienen una doble misión, sacrificada y exigente. La más dura del esquema de Zinedine. Porque este Real Madrid no defiende como el que ganó la Champions. Porque corre menos. Y porque no domina los partidos como el Real Madrid de Ancelotti con el mismo doble pivote. Es un Real Madrid de mayor contragolpe, más directo, menos clásico y necesita más desgaste físico para defender mejor la portería de Keylor.

Para que la labor destructiva de ambos fructifique es necesario que la BBC defienda como lo hacen Morata y Lucas. Así sucedió en Dortmund, donde Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema bajaron a pelear todos los balones. Pero los tres delanteros titulares no llevaron a cabo ese esfuerzo defensivo con tanta dedicación en los partidos de Liga. Para «Zizou» es indispensable que todos ayuden en el capítulo destructivo. El técnico asume que sus hombres han de correr más para equilibrar físicamente los partidos. Es uno de los defectos que debe corregir el equipo, que es líder de la Liga, líder en su grupo europeo, no pierde en el campeonato español desde el 27 de febrero (0-1 del Atético), cayó en campo del Wolfsburgo por 2-0 en cuartos de final de la pasada Champions (6-4-2016) y suma 16 victorias y tres empates consecutivos. No está mal. Pero no es suficiente.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios