Real Madrid

Kroos vuelve al puesto que le dio Ancelotti

El alemán será el relevo de Casemiro como pivote. Con el técnico italiano ejerció de director desde esa posición

Kroos vuelve al puesto que le dio Ancelotti
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

Guardiola no pudo retener a Kroos en el Bayern hace dos años. El club alemán no le ofreció una buena oferta de renovación y el centrocampista vino al Real Madrid por 25 millones de euros, un año antes de poder marcharse con la carta de libertad en la buchaca. Lo hizo mal la entidad bávara, como manifestaron algunos críticos con la política de la casa. Toni Kroos triunfó en el equipo español desde el primer día.

Zidane le situó desde el 4 de enero como centrocampista ofensivo; es el medio que presiona arriba a la defensa rival y da pases al triunvirato de puntas

El añorado Cruyff criticó también al Barelona en 2014 por dejar escapar a Kroos a la casa blanca. El holandés adujo que La Masía no estaba observando a los buenos futbolistas que había en el mercado y se centraba en salvar sus cuellos por los casos fiscales de Messi y Neymar. Lo cierto es que Kroos realizó una campaña magnífica en su estreno con el Madrid, aunque no ganara títulos.

Crear cortar el contragolpe rival

Ancelotti le situó durante dos años como pivote junto a Luka Modric, una línea de dos medios centro en la que el germano era el director de juego. Benítez le descabalgó de esa posición. Eligió a Modric como jefe y el alemán estuvo perdido, sin sitio, hasta que «Rafa» decidió en diciembre que fuera centrocampista por la izquierda. El entrenador madrileño fue destituido el 4 de enero y Zidane tomó el mando para colocar bien al campeón del mundo 2014. Kroos pasó a ser el mediocampista más ofensivo del esquema. Presionaba a la defensa rival. Y defendía como siempre. Fue un éxito.

Kroos ganó la Champions con esa nueva misión que Zinedine le concedió en el Real Madrid. La ha mantenido hasta que la lesión de Casemiro en Cornellá le hizo volver a su antigua labor como pivote, creador y cortador del contragolpe enemigo a la vez. La confirmación de la fisura de peroné que sufre el brasileño significa que el alemán será el medio destructivo del Real Madrid hasta que «Case» regrese al once. Es una labor dura, pues desde ese cometido el alemán debe tocar el balón en combinación con sus compañeros para asegurar la posesión, jugar en la construcción con pases largos y a la vez ha de cortar el contraataque enemigo. Es un trabajo fuerte el de pivote. Kroos sabe ejecutarlo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios