Florentino Pérez, en una imagen de archivo
Florentino Pérez, en una imagen de archivo - IGNACIO GIL
Barcelona-Real Madrid

Florentino Pérez dice que fichar a Figo fue como «arrancarle el corazón» al Barcelona

El presidente del Real Madrid habla sobre la construcción del Real Madrid desde que él llegó a la presidencia

Actualizado:

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, reconoció "el privilegio y gran responsabilidad" que tiene en su cargo, al que accedió por primera vez en el año 2000, una época en la que al club madridista "le faltaba tener grandes jugadores", mientras que ahora ocupa "un lugar en el mundo que le corresponde".

"Ser presidente del Real Madrid es un privilegio y una gran responsabilidad. He heredado un club mágico y mi trabajo es poder estar a la altura de las circunstancias viendo lo que han hecho nuestros mayor para seguir alimentando el mito y leyenda que es el Real Madrid", expresó Florentino Pérez en una entrevista concedida a 'FOX Deportes' durante la gira del equipo en los Estados Unidos.

El empresario llegó por primera vez al sillón presidencial en el año 2000 y su mayor preocupación era fortalecer la plantilla y la economía. "Digamos que al Real Madrid le faltaba tener grandes jugadores, que son los que crean la gran imagen que conseguimos crear con Figo, Zidane o Beckham", admitió.

"Ellos crearon ese fenómeno mediático de los 'Galácticos' y elevamos el nivel de conocimiento e imagen en el mundo del club. Lo hemos intentado mantener con Cristiano, Kaká, Benzema, Bale, y ocupando el lugar en el mundo que nos corresponde", añadió.

Pérez cree que no tiene ningún "mérito". "El artífice de esto fue el binomio Di Stéfano-Bernabéu y yo sólo he pretendido imitarles un poco. La ecuación económica-deportiva es la que llevo con ilusión desde el 2000", apuntó.

"Heredé algo muy importante. Di Stéfano cambió la historia del fútbol y del Real Madrid, y yo hice lo mismo. La situación económica muy mala que tenía en el 2000 y la gente me decía que estaba loco por pagar 75 millones por 'Zizou'. Pasamos de ingresar de 100 a 300 millones y dejamos de perder dinero, y esa es mi mayor contribución", prosiguió el mandatario blanco.

Sobre los fichajes de estrella, aseguró que intentan convencerles de la que "mejor manera de realizarse deportivamente" es el doce veces campeón de Europa y puso como ejemplo los casos de Luis Figo y Zinédine Zidane.

"Nadie había pagado 60 millones en el 2000. Hablé con Figo y le convencí, como decía Jorge Valdano era como arrancarles el corazón, pero le dije que queríamos construir sobre él este gran proyecto y aceptó. Luego vino Zidane, cada jugador fue una historia distinta y muy difícil porque queremos sacarlos de ahí y además llevarnos bien con su club porque la imagen es muy importante", subrayó.

Por otro lado, recordó que en lo deportivo "el nivel de autoexigencia es grande". "Cada título es el principio para ganar el siguiente. Este años vamos a por todas, pero hay una competición especial y por la que el madridismo siente predilección como es la 'Champions', que creo que es la más importante del mundo. Algo pasa que nos motivamos cuando la jugamos porque si no sería imposible haberla ganado 12 veces y nos da dimensión mundial", recalcó.

Para Pérez, como rivales principales "están el Manchester United, el Bayern, el Barcelona, que son los tres que se acercan más a competir" con el club blanco, "sin descartar otros grandes clubes, que quieren y luchan con ilusión para conquistar la 'Champions'".

Además, el presidente madridista, que cree que su esquema "es fácil de replicar", ve que en el futuro habrá "una gran liga europea, una en Estados Unidos y una en China. Esa competencia nos hará a todos esforzarnos y ser mejores", confesó.

"No hay un fenómeno que tenga tantos seguidores en las redes sociales y no hay más que ver que a cualquier lado que vamos sentimos el cariño, pero no todos son del Real Madrid. Yo, en broma, soy de los que digo que casi todos son del Real Madrid y que unos lo sabemos y otros todavía no. Hay algunos que no pueden vivir sin criticarle y eso no hace más que reafirmar que el madridismo es algo universal", sentenció Florentino Pérez.