Real Madrid

Cristiano se viste de blanco 105 días después

Desde la final de San Siro, el pasado 28 de mayo, el luso no juega con el Real Madrid

Cristiano, celebrando su famoso penalti en San Siro
Cristiano, celebrando su famoso penalti en San Siro - AFP

La espera ha sido larga, pero inmensamente dichosa. Cuando el aficionado del Real Madrid recuerda la última vez que vio a Cristiano con la elástica blanca, le viene a la memoria la felicidad en persona, momento que escenificó el luso quitándose su camiseta número 7 tras marcar el penalti decisivo en San Siro. Aquello fue el 28 de mayo pasado, en Milán, ciudad de la Undécima. Pasado mañana, 10 de septiembre, habrán pasado 105 días desde aquel imborrable capítulo de la historia del Real Madrid. Tres meses y medio sin Ronaldo que llegan a su meta ante el recién ascendido Osasuna, el rival de los blancos este próximo sábado en el Santiago Bernabéu (16.00 horas, beIN LaLiga).

La estrella portuguesa lleva cinco semanas de medida e intensa preparación para su debut oficial esta temporada. A sus 31 años y medio, Cristiano ha adquirido una madurez deportiva que le ha hecho un futbolista mucho más inteligente. Seguramente, en otra época de su carrera, habría acortado sus vacaciones y hubiera arriesgado su lesionada rodilla izquierda disputando la Supercopa de Europa que tuvo lugar el pasado 9 de agosto. Pero no fue así. La ansiedad por jugar hasta los minutos de la basura de un simple partidillo de entrenamiento son ya historia para Ronaldo. Hoy, el futbolista portugués por fin tiene asimilado que su hercúleo cuerpo no es invencible.

Por eso, tras ganar la Eurocopa con Portugal y celebrar por todo lo alto la mayor gesta de la historia de su selección, Cristiano estableció una escala de prioridades inalterable. Primero, disfrutar de un mes de vacaciones, merecido descanso tras otra exigente temporada culminada con dos grandes títulos. Segundo, recuperarse bien y sin prisas del esguince de ligamento de su rodilla izquierda, traicionera lesión sufrida en la final continental ante Francia. Y tercero, hacer una pretemporada fetén junto a Pintus, el nuevo general blanco de la preparación física. Y así ha sido.

Acuerdo con Zidane

Cristiano regresó al trabajo el lunes 8 de agosto. Dos días antes de lo previsto. Celebró en su casa la Supercopa lograda ante el Sevilla y el miércoles 10 tuvo una charla con Zidane. Ahí, entrenador y futbolista franquicia acordaron el trabajo a seguir y los plazos marcados.

El portugués no jugaría los dos primeros partidos de Liga (ante Real Sociedad y Celta) y no iría con su selección en el parón para aprovechar esas dos semanas y ultimar su puesta a punto. Desde el lunes ya entrena con el resto de sus compañeros al mismo ritmo y este sábado se situará en la casilla de salida de su octava temporada como madridista.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios