Real Madrid El camino de Zidane ante el bloqueo a los fichajes

El técnico galo dispone de una ristra de jugadores cuya calidad y juventud reduce el impacto de la sanción de la FIFA

Que el Real Madrid no pueda acometer ningún fichaje de aquí a enero de 2018 no debería suponer un problema sideral para el bienestar del conjunto blanco. Impacta escucharlo, pues la sanción es a todas luces perjudicial para cualquier club que la sufra —sirva de ejemplo el quebradero de cabeza que fue para su técnico el banquillo del Barcelona hace un par de años—, pero la gestión deportiva que la secretaría técnica del club ha emprendido en los últimos tiempos así lo acredita. Vayamos punto por punto.

La plantilla que hoy dirige Zinedine Zidane destaca, además de por ser firme candidata al primer escalón mundial tanto por calidad como por profundidad, por su juventud (veintiséis años y medio de media). Solo Sergio Ramos, Pepe, Luka Modric y Cristiano Ronaldo superan la treintena. Esto, en una plantilla completa tanto por registros como por mera profundidad, con todos los puestos doblados, supone una garantía a medio y largo plazo.

El pánico podría cundir entre el aficionado madridista al atender a un posible bajón en el rendimiento de alguna de sus estrellas conforme añade primaveras a sus piernas. Como contrapeso, podrían señalarse dos argumentos claros. El primero, que la edad (siempre dentro de una franja razonable) nunca debe presuponerse un factor atenuante para el rendimiento de un futbolista. Para cuando termine la sanción, el Madrid debería «lidiar» con los 32 años deModric y Ronaldo o con los 31 de su capitán Ramos. A sus 32, Philipp Lahm sigue siendo uno de los mejores laterales del mundo, al igual que con 34 Zlatan Ibrahimovic es el referente del nuevo proyecto de José Mourinho.

El segundo es la amplia nómina de futbolistas jóvenes que ya pertenecen a la élite con la que cuenta el club de Chamartín. Varane (23), Isco (24), Kovacic (22), Asensio (20) o Morata (23) son jugadores que, a día de hoy, tendrían hueco en cualquier equipo del mundo. En el Madrid solo les queda que alguno de los primeras espadas emprenda su declive para asumir galones dentro de un club que tiene gran parte de su futuro asegurado con ellos.

Fuera de la plantilla con la que cuenta, Zidane dispone de una ristra de jugadores con los que, en caso de necesidad, podría contar. Como ya pasara con Asensio, Morata o Lucas Vázquez, el Madrid tiene repartidos por Europa a jóvenes en los que tiene depositadas grandes esperanzas para un futuro cercano. Es el caso de Marcos Llorente, mediocentro de técnica exquisita cedido al Alavés para que se ruede en Primera, y que es uno de los productos más potentes que Valdebebas ha visto en los últimos tiempos. También están, estos en Alemania, Jesús Vallejo (Eintracht de Frankfurt) y Borja Mayoral (Wolfsburgo). Y aunque tienen menos opciones, también podrían volver Diego Llorente (Málaga) o Burgui (Sporting de Gijón).

Por si fuera poco, el Castilla cuenta con un buen puñado de jugadores a los que no sería extraño ver de aquí a unos años corretear por el Santiago Bernabéu. El punta paraguayo Sergio Díaz, que ya tuvo minutos en pretemporada, fue el último en llegar. Junto a él jugarán este año otros como el lateral también recién aterrizado Federico Valverde, Martin Ödegaard (que podría salir cedido en el próximo mercado de invierno al Rennes) o Aleix Febas.

Con todo esto, debe entenderse que la sanción no beneficia, ni mucho menos, a los intereses del Madrid. Las lesiones, alguna salida indeseada, o una mala respuesta ante un papel con responsabilidad de alguno de sus jóvenes valores podría derivar en un marrón importante para el equipo blanco. Pero aún en este último supuesto, futbolistas de primerísima categoría como Carvajal, Kroos o Bale tienen aún margen para cargar con más galones de los que actualmente atesoran.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios