Borussia-Real Madrid Keylor no se esconde: «Tomé una mala decisión»

Navas asume su error en el primer gol del Borussia y confiesa que sus cuatros meses de baja se le han hecho «muy largos»

Borussia-Real Madrid: 
Keylor no se esconde: «Tomé una mala decisión»

Cuatro meses y dos días después, Keylor Navas volvió a sentirse portero. El costarricense, que ya había entrado en la convocatoria el pasado sábado en el duelo de Liga ante Las Palmas, dejó en el banquillo a Kiko Casilla en el Signal Iduna Park. Es temprano para saber si la decisión de Zidane es una declaración de intenciones del francés, que ha insistido públicamente en que también va a rotar bajo palos, pero en el primer gran duelo de la temporada, y a pesar de acumular 122 días de ausencia, el costarricense fue el elegido: «En global, hizo un partido muy bueno. Han sido cuatro meses en los que no ha jugado y estuvo muy bien en un campo difícil. Tiene personalidad para jugar en cualquier sitio. El gol fue mala suerte. Puede pasar. Estoy contento con su actuación», explicó Zidane tras el partido.

Keylor fue de menos a más, en una secuencia lógica tras tanto tiempo de baja: «Se me han hecho muy largos estos meses», confesó tras el partido. En la primera mitad, se le vio con algunas dudas y falló en el primer gol del Borussia, como él mismo reconoció «En su primer tanto cometo un error, es evidente. No vi salir el balón y tomé una mala decisión. Todos sabemos cuando hacemos algo mal, y ahora vamos a trabajar en mejorar esos detalles»

En la segunda mitad, Navas subió varios peldaños su nivel y sacó la pantera que lleva dentro. Primero, en dos trallazos de Aubameyang y Guerreiro, y después en un mano a mano de Pulisic, que mostraron la mejor virtud de Keylor, sus reflejos: «Para eso estoy, para ayudar al equipo».

Zidane, «jodido»

El tercer empate consecutivo en siete días dejó tocado al entrenador del Real Madrid. En esta ocasión, para Zidane no fue falta la falta de intesidad (primera parte ante el Villarreal) ni de concentración (últimos minutos en Las Palmas) los culpables del inesperado desenlace. Por eso, el entrenador blanco se mostró pesaroso: «Es agridulce cuando te empatan al final y duro para los jugadores por su esfuerzo. Estoy jodido porque hicimos un gran partido, tanto ofensiva como defensivamente. No es un mal resultado, pero no es merecido. Teniendo ocasiones y con 2-1 faltando tres minutos… Me voy jodido».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios